En Neuquén, la CTA comenzó la construcción de su camino electoral

En el Ruca Che, más de 5 mil personas escucharon las conclusiones de los debates desarrollados durante dos días por la Constituyente Social.

El objetivo principal es conformar un nuevo movimiento político para la actual coyuntura.

Neuquén > Con un multitudinario acto en el estadio Ruca Che, en el que las banderas y pancartas no dejaron de flamear, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) concluyó ayer en esta ciudad la segunda Constituyente Social en la que durante tres días convocó a agrupaciones políticas, sindicales, sociales, culturales, religiosas y de derechos humanos que conforman la central obrera. El objetivo: construir un nuevo movimiento político, de espaldas a los partidos tradicionales, con una base popular y latinoamericanista, según definieron sus máximos representantes.

Luego de dos días de debates, en los cuales más de 840 organizaciones sociales de casi 800 localidades del país divididos en comisiones que se desarrollaron en treinta carpas instaladas en un predio lindero al club Butaco, ayer se leyeron las conclusiones de los cuatro ejes propuestos por la organización que giraron en torno a la construcción de asambleas distritales y asamblea nacional; campañas públicas para difundir la distribución de la riqueza o la democratización de los recursos naturales; estrategia institucional y el pensamiento y proyecto popular.

El acto lo abrió el referente histórico de la CTA, Víctor De Gennaro, nombrando a cada una de las provincias del país, lo que generó la algarabía y el aplauso de todos los asistentes como así también cuando mencionó a los representantes de los pueblos originarios. "El poder no está en los representantes sino en los representados. Este es el criterio de construcción diferente al que aspiramos", sostuvo De Gennaro.

Transformación

El concejal electo y principal referente electoral de UNE, Mariano Mansilla, se refirió al significado de la Constituyente Social subrayando que "se está poniendo en marcha un nuevo movimiento político en Argentina con nuevos actores sociales y nuevos actores que vienen para cambiar la política y empujar todos juntos para transformar este país".

Después de expresar su orgullo por recibir a las 4 mil personas provenientes de todos los rincones del país, Mansilla opinó que UNE constituye un "aporte para esta construcción de nuevas formas de hacer política y de nuevos actores que están dispuestos a meterse en política. El Ruca Che se ha llenado de hombres y mujeres libres que quieren transformar esto".

Por último, expresó "queremos empujar a este movimiento político que está naciendo aportando nuestra experiencia ahora en el terreno electoral".

"Construir verdades colectivas"

Julio Fuentes, referente de la CTA y del UNE, enfatizó que la Constituyente Social es un ejemplo "del proceso de recuperar la política para ponerla otra vez en el pueblo, entre las organizaciones sociales, para que se vuelva a sentir que hacer política no es algo de lo que nos tenemos que avergonzar sino algo que tenemos que dignificar y para cambiar la realidad por el prójimo, por el vecino, por el compañero".

"Nosotros tenemos que dar un combate contra nosotros mismos en cuanto a las verdades absolutas, para construir las verdades colectivas. Porque eso es poder construir unidad", dijo luego de la lectura de las conclusiones de las comisiones.

Construcción entre todos

El sentido de las asambleas buscará "potenciar la construcción de la unidad popular en espacios de pluriculturalidad a través de una nueva institucionalidad participativa no delegativa", fue una de las conclusiones leídas por los representantes que tuvieron a su cargo la comisión referida a la construcción de asambleas distritales y nacionales. "Serán pisos de representación del 1 por ciento del padrón electoral nacional y espacios contenedores de otro tipo de asambleas que incluyan las luchas populares", agregaron.

Las conclusiones del segundo eje, campañas públicas para difundir la distribución de la riqueza o la democratización de los recursos naturales, fueron presentadas por Alejandra Angriman, Ricardo Peidro y Hugo Blasco, quienes expresaron la necesidad de "potenciar la participación" y "valorar la pluralidad de voces". "Acabar con el hambre, por un Bicentenario sin hambre, la salud como derecho, un nuevo modelo productivo que contemple la producción de los bienes comunes, la trata y tráfico de personas, la inclusión de comunidades latinoamericanas", serán algunos de los objetivos planteados para trabajar de hacerlos visibles en programas de radio y televisión, publicaciones, encuestas, entre otros medios.

"Crear instituciones nuevas, trabajar en una experiencia política integral que nos contenga y potencie", fue una de las conclusiones presentadas por quienes estuvieron al frente de las comisiones que trabajaron sobre la estrategia institucional, que tuvo la participación de más de 800 personas. "Tenemos que asumir la democratización porque estamos gestando algo nuevo. La democracia está en relación con la participación y el protagonismo", manifestaron.

Las conclusiones del cuarto y último eje, pensamiento emancipatorio y proyecto nacional, fueron leídas por Juan Carlos Giuliani, Jorge Cardelli y Juan González, quienes resaltaron "estamos ante una oportunidad histórica". "Estamos construyendo una estrategia integral de poder porque queremos que el pueblo gobierne en la Argentina", agregaron. Giuliani afirmó que la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual representa "un triunfo de los trabajadores y del pueblo, y vamos a utilizarla". Las nuevas formas de participación y la formación de nuevos paradigmas sobre el hombre y el mundo, fueron otros de los temas señalados.

Proceso irreversible

Luego de la lectura de las conclusiones, De Gennaro, convocó a Teresa Morales, del Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia, quien destacó el nivel de reflexión político y técnico desarrollado durante los debates. Morales afirmó que el proceso de cambio se consolidó en América Latina, "ya es irreversible ha llegado la hora de los pobres, de los indígenas, de las mujeres, de los desocupados, de los excluidos". "En cada país y en cada rincón del mundo, vamos construyendo la unidad latinoamericana. El sueño de unidad de Bolivar está presente aquí", enfatizó Morales lo que generó que la multitud se aunara en el grito "No queremos más chamuyo/no queremos más traición/queremos un movimiento para la liberación".

Comentá la nota