Neuquén anunció la creación de un sistema penitenciario provincial.

Neuquén anunció la creación de un sistema penitenciario provincial.
Se encargará de manejar la política carcelaria, actualmente en manos de la Policía. En esta iniciativa están trabajando ya los tres poderes del Estado.

Comisión Provincial de Ejecución Penal, así se denomina el organismo que se encargará de llevar adelante el proyecto penitenciario.

Neuquén > El ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, César Pérez, anunció junto al vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Guillermo Labate, y al senador nacional Horacio Lores la presentación de la Comisión Provincial de Ejecución Penal que busca escindir el sistema penitenciario de la provincia de la órbita policial.

Según destacaron, la Comisión impulsará la coordinación de los tres poderes del Estado en materia de políticas calificadas. Por eso estará conformada por el ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, el jefe de la Policía, el director de Unidades de Detención de la Policía, el subsecretario de Seguridad, el director provincial de Asuntos Penitenciarios, el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, el director provincial de Derechos Humanos; y por el director de Asistencia de la población Judicializada.

Pérez, en calidad de presidente de la Comisión, adelantó que aún se está evaluando el presupuesto general que demandará todo este nuevo sistema penitenciario, pero –aseguró que- solamente la Cárcel de Senillosa tendrá un gasto de funcionamiento de 2 millones de pesos, al que se le deberá incluir los de la Unidad 11, los de todas las unidades del interior, sumados al personal y a los insumos correspondientes.

“La idea es unificar todo lo que es el sistema penitenciario y aspirar hacia la decisión política que se ha tomado de escindir el sistema penitenciario del sistema policial. Hay un trabajo muy fuerte por delante junto con el Poder Judicial y con el Poder Legislativo porque se van a enviar proyectos de leyes para facilitar la creación de un nuevo sistema penitencial”, indicó el funcionario provincial.

De acuerdo a los integrantes de la Comisión, una de las primeras iniciativas que están impulsando es el dictado de talleres para la comunidad privada de la libertad tendientes a la capacitación para la posterior reinserción laboral.

“El concepto que tenemos es que las cárceles no pueden ser depósitos, sino que tienen que ser un centro de educación. En términos más comunes, la cárcel tiene que ser una universidad o una fábrica, que el interno se pueda desarrollar y que al momento de obtener su libertad tenga los medios para insertarse realmente en la sociedad”, enfatizó Labate.

Por resolución con fecha 5 de agosto de 2008, la “Comisión Provincial de Ejecución Penal” fue creada para analizar las demandas y necesidades actuales del Sistema de Ejecución Penal y realizar las propuestas de acciones concretas en el marco de un plan de acción integral que garantice los derechos constitucionales de las personas privadas de la libertad, como así también la celebración de anteproyectos normativos tendientes a fortalecer su óptimo funcionamiento.

El vocal del TSJ sostuvo que “desde el Poder Judicial se velará para que este sistema carcelario cumpla con la legalidad, el respeto y garantías pero también con las responsabilidades de ser parte de la comunidad privada de su libertad y ejercerlo dentro de un marco de responsabilidades”.

Según Pérez, esta decisión se tomó porque a nivel nacional el sistema penitenciario está escindido del sistema policial. Calificó a esta decisión política como “un avance”, incluso en la línea que existe en los tratados internacionales que prevé las garantías y derechos que debe tener la población judicializada.

Comentá la nota