Netanyahu se reunió con Livni

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y la jefa del opositor partido centrista Kadima, Tzipi Livni, se entrevistaron ayer para discutir sobre la formación eventual de un gabinete de unidad nacional.
Según informó el periódico Haaretz en su edición digital, Netanyahu propuso a Livni dos ministerios sin cartera a cambio de su participación en su coalición gubernamental de derecha.

Tras el encuentro, Netanyahu hizo declaraciones: "Me reuní con la líder de la oposición y le dije que estoy decidido a ampliar el gobierno, habida cuenta de los desafíos que enfrenta Israel". Sin embargo, el premier dejó en claro sus condiciones: las "líneas básicas del gobierno no cambiarán con la incorporación de Kadima". Tampoco ocultó su ansiedad. "Espero que Livni entienda que es un momento crucial", agregando que no redistribuiría las carteras ministeriales si la respuesta es positiva.

Entretanto, Livni realizó consultas al interior de su partido para decidir si se suman al gobierno, pese a que no contarán con el beneficio de obtener carteras ministeriales. La ronda de consultas que mantuvo con Yisrael Hasson y Shaul Mofaz –su principal rival dentro de Kadima–, entre otros, llegó luego de que éstos la acusaran de actuar sin contemplar sus puntos de vista.

La semana pasada Livni describió el ofrecimiento del Likud como un intento de debilitar a la oposición. Un vocero de Livni señaló que ella no había considerado como "seria" la propuesta que le hicieron y que prefería estar en la oposición.

Kadima es el principal partido representado en la Knesset (Parlamento), con 28 representantes de un total de 120, frente a 27 del Likud (derecha) de Netanyahu. Creado a finales de 2005 por el ex primer ministro Ariel Sharon, el Kadima –la mayoría de cuyos dirigentes vienen del Likud– fue recientemente desestabilizado por las tentativas de Netanyahu de atraer a algunos de sus diputados.

Comentá la nota