Netanyahu prometió continuar el proceso de paz con los palestinos

El primer ministro designado de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que su Gobierno será un "socio para la paz" con los palestinos, pero no mencionó su reclamo de un Estado independiente apoyado por Estados Unidos.
Hablando un día después de sumar al Partido Laborista de centroizquierda a su amplia coalición, Netanyahu se concentró en sus planes para reanimar la economía palestina.

"Si tenemos una economía palestina fuerte, tenemos sólidos cimientos para la paz", dijo en un discurso a un foro de comercio, el líder del partido derechista Likud, prometiendo remover algunos "impedimentos burocráticos" que detienen el crecimiento.

En tanto, Netanyahu le dijo a legisladores de su partido de derecha que planea presentar su nuevo Gobierno la próxima semana en búsqueda de aprobación parlamentaria, informó una portavoz del líder.

La votación probablemente sea realizada el lunes o martes. Sujeto a un mandato del presidente de Israel, Netanyahu tiene hasta el 3 de abril para formar un Gobierno.

El miércoles en la tarde, el Likud firmó un acuerdo de coalición con el pequeño y religioso partido Hogar Judío, aumentando la coalición alcanzada por Netanyahu a 69 de los 120 miembros del Parlamento.

Sin embargo, el margen podría disminuir si cualquiera de los 13 legisladores de centro izquierda del Partido Laborista, que se oponen a la asociación con el Likud, negara su apoyo al Gobierno. El acuerdo de coalición fue firmado el martes.

Parecía haber pocas probabilidades de que el partido gobernante de centro Kadima decida unirse a la coalición a último momento. Kadima consiguió 28 asientos y el Likud 27 en las elecciones realizadas el 10 de febrero, que dejaron la conformación de un fuerte bloque de derecha en el Parlamento.

La Autoridad Palestina y Estados Unidos han instado por largo tiempo a Israel a disminuir las restricciones de tráfico de personas e ingreso de bienes que el Estado judío mantiene sobre la ocupada Cisjordania, en donde el Ejército israelí dispone de una red de puestos de control.

"Yo creo que los palestinos deberían entender que ellos tienen en nuestro Gobierno a un socio para la paz, para la seguridad y para el desarrollo rápido de la economía palestina", dijo en un discurso en Jerusalén.

"Esto significa que negociaré por paz con la Autoridad Palestina", agregó Netanyahu.

En un aparente intento por disipar cualquier preocupación de Estados Unidos y los palestinos sobre su compromiso con el proceso de paz, Netanyahu añadió que sus planes para impulsar la economía no sustituyen a las negociaciones políticas.

Consultado sobre sus comentarios, Nabil Abu Rdainah, un portavoz del presidente palestino Mahmoud Abbas, dijo que el próximo Gobierno israelí "debe estar comprometido de forma explícita, sin ambigüedades, con una solución basada en los dos estados".

Netanyahu ha evitado declarar su respaldo a una solución de dos estados que está en el centro de los esfuerzos de Estados Unidos por lograr la paz, reafirmados por el presidente Barack Obama en una conferencia de prensa el martes

Comentá la nota