Néstor volvió a replegarse sobre el peronismo, después de sus amagues con los transversales

Néstor volvió a replegarse sobre el peronismo, después de sus amagues con los transversales
Después de la derrota del 28 de junio parecía que era el turno de recuperar la transversalidad. Sin embargo, para Néstor Kirchner ayer fue un día de peronismo puro.
El ex presidente celebró el Día de la Lealtad en la simbólica quinta de San Vicente -donde residen los restos de Juan Domingo Perón-, rodeado de lo más ortodoxo del PJ, con un decorado de banderas de la JP flameando en el horizonte, y la marcha de Hugo del Carril de fondo.

El mismo peronismo puro que lo acompañó fue el que se encargó de dejar flotando en el aire la candidatura de Néstor para 2011. Julio Pereyra, presidente de la Federación Argentina de Municipios (FAM) adelantó que trabajará "para que este proyecto continúe", y aclaró que el propio Kirchner "es uno de los candidatos".

El vicegobernador Alberto Balestrini se encargó de ensalzar la era K. "De todos los gobiernos posteriores a Perón, éste fue el más peronista que hubo", enfatizó el ex intendente de La Matanza.

La tropa kirchnerista, o lo que queda de ella, imagina que la resurrección con la Ley de Medios le permitirá a Néstor catapultarse para volver a la presidencia en 2011 cuando finalice el mandato de su esposa.

Sobre gestión habló el ex presidente. "Las consignas de la etapa son administrar bien el Estado, consolidar el proceso de inclusión y de creación de empleo, e integrarnos al mundo con autonomía", sostuvo. Kirchner también convocó a todos los sectores a apoyar a la Presidenta y a poner la otra mejilla ante "los agravios".

"Cristina está con todas sus fuerzas y sus ganas, no le preocupa que la hayan atacado desde el primer día, y demuestra que la mujer argentina va a ocupar un papel protagónico en la historia de la patria, como lo hizo Eva, las Madres y las Abuelas, y como lo hacen las pibas y las mujeres de hoy", expresó.

El ex presidente se refirió a su esposa como "esa compañera coraje que se animó a tomar decisiones, que no midió costos al acelerar la profundización de los cambios y rendir las asignaturas pendientes". En una crítica por elevación al peronismo disidente, Kirchner cuestionó a los que se creen "dueños del 17 de octubre".

"No caigamos en la provocación de ver quién hace el acto del 17 más peronista o quién es dueño del 17", dijo y añadió: "Cada argentino que quiera celebrar el 17 que lo haga en cada rincón de la patria".

Comentá la nota