"A mí Néstor no me regaló nada; sólo me permitió participar en licitaciones"

"A mí Néstor no me regaló nada; sólo me permitió participar en licitaciones"
El empresario santacruceño otorgó una entrevista a una radio de su propiedad. "El problema no es conmigo, es con mi amigo", justificó.
El empresario y socio presidencial, Lázaro Báez, rompió siete años de silencio público. Negó ser el "testaferro" de Néstor Kirchner pero aseguró ser un agradecido con él, porque le "dio trabajo". Culpó al Banco Mundial de ayudar a cartelizar la obra pública y afirmó que Lavagna tenía razón en su denuncia sobre sobreprecios, pero al mismo tiempo explicó que sus empresas nada tenían que ver con esa denuncia.

Báez habló por primera vez con un medio periodístico en un reportaje exclusivo que le concedió al programa La semana económica, conducido por el periodista Daniel Martínez Llaneza, en Río Gallegos. La entrevista salió en vivo desde los estudios centrales de Magna FM, radio vinculada al grupo de empresas de Báez; sin embargo, evitó asegurarlo cuando se le preguntó sobre sus inversiones en medios de comunicación. Se escuchó un Báez distendido, que se animó a reírse cuando él mismo se mencionó como "el testaferro" o "el que compra todo": "Todos los que de alguna u otra manera estamos relacionados con Néstor hemos recibidos los embates", criticó.

"Con Néstor tengo una relación de amistad. Como empresa le hemos realizado algunas cosas, pero no tiene nada que ver una cosa con la otra. El tiene su patrimonio. Es un hombre que desde que llegó ha tenido un patrimonio muy sólido, que no guarda relación con lo que más de una vez se nos imputa. Mi relación con él es exclusivamente de amistad. Si hay algo a lo que le tengo que estar agradecido a mi amigo es que siempre me dio trabajo, que es lo que me ha permitido crecer. A mi Néstor no me regaló nada. Me ha permitido participar en licitaciones importantes", agregó cuando se le preguntó sobre su vinculación con los negocios del ex presidente Néstor Kirchner. "Lo que Néstor tenga como éxito económico se lo debe a su propia gestión, pero ‘testaferro’ me parece una falta de respeto muy grande a la envestidura de lo que él representa, es no conocerlo", sentenció. "El que quiera conocer mi idea que venga a Santa Cruz, sabe dónde estamos, pero eso no sucede. El problema no soy yo, el problema es el amigo. El problema es pegarle a mi amigo. Se nota que el amigo ha pisado demasiado cayos, demasiados intereses que han molestado", agregó más adelante.

Ante la pregunta sobre las denuncias en su contra, Báez intentó ser claro: "El tema sobreprecios está en el imaginario. La media internacional establece el kilómetro cuadrado de ruta en 1.2 millones de dólares y las licitaciones en Argentina estuvieron debajo de esa media. Ni siquiera tienen un conocimiento pleno de aquello que opinan", afirmó. "El tema de los sobreprecios arrancan por las licitaciones que suceden en Buenos Aires, de las cuales nosotros no participamos. Cuando se presentó el proyecto del financiamiento con el Banco Mundial, Roberto Lavagna, manifestó que existía una cartelización de las empresas en la obra pública. En esa licitación a la que se refería Lavagna, los que formaban la cartelización era el mismo Banco Mundial", explicó.

"Confío en la Justicia. Ahí es el lugar donde vamos a ir a dirimir los dimes y diretes", finalizó Báez.

Comentá la nota