Néstor no se puede votar a sí mismo como candidato en tierra bonaerense

Néstor no se puede votar a sí mismo como candidato en tierra bonaerense
El jefe del Partido Justicialista no está habilitado hoy para sufragar en el distrito en el que está haciendo campaña. Por ahora, figura como un ciudadano nacido en la provincia de Santa Cruz. La UCR lo impugnará.
A pesar de que todo su entorno difunde que será candidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires en las próximas elecciones, Néstor Kirchner figura en los registros de la Justicia electoral como un ciudadano nacido en la provincia de Santa Cruz que tiene domicilio legal en la calle Maipú 225 de la ciudad de Río Gallegos. Esos datos constan en documentos oficiales y fueron confirmados a este diario por dos ministros del Gabinete. Así como están las cosas, si el ex presidente decide ser candidato, ni siquiera podrá votarse a sí mismo, porque debería volar a su provincia para hacerlo. Más aún, su candidatura podría ser impugnada por posible inconstitucionalidad.

La presidenta Cristina Kirchner pasó por la misma contradicción. En las elecciones de 2005, cuando se presentó como candidata a senadora por Buenos Aires, mantuvo su domicilio en la Patagonia y decidió no ir a votar amparándose en que estaba a más de 500 km. Sin embargo, su caso era mucho menos problemático porque nació en La Plata y esa condición vuelve indiscutible su condición de candidata. Pasadas las elecciones, Cristina no mostró apego por la provincia a la que representaba. Como senadora bonaerense, la hoy Presidenta no presentó ni un solo proyecto relativo al distrito que la votó.

Kirchner es tercera generación de santacruceños. Fue intendente de Río Gallegos y gobernador de esa provincia y su mayor experiencia como bonaerense la tuvo cuando estudió derecho en los 70 en la Universidad de La Plata. Ahora, el hombre que durante años enarboló su condición de “pingüino” argumentará que el tiempo que lleva viviendo en la Quinta de Olivos es aval suficiente para probar los dos años de residencia inmediata necesarios para ser candidato.

Según el cronograma que se establecerá una vez que el Congreso apruebe el adelantamiento de las elecciones, el padrón electoral incluirá los cambios de domicilio de las personas que hayan hecho el trámite antes del 30 de diciembre de 2008. El proceso de actualización de datos terminará cuarenta y cinco días antes de las elecciones, cuando se hará público el registro de los votantes actualizado. La información del DNI del presidente del PJ es un secreto de Estado que descansa en la caja fuerte del despacho del titular del Registro Nacional de las Personas, a resguardo de miradas extrañas y a tiro de modificaciones veloces. Eso lo diferencia del resto de los argentinos: cada uno de los ciudadanos tiene una carpeta con su domicilio declarado, los datos filiatorios y las huellas digitales amontonada con todas las otras en un enorme fichero del Renaper. Kirchner comparte el privilegio de la caja fuerte con unos pocos: su esposa Cristina, el titular del Renaper y algunos famosos con DNI codiciado como Diego Maradona y Mirtha Legrand. Su última información oficial aparece en el padrón de las elecciones 2007 y en la creación de sociedad comercial El Chapel, en septiembre de 2008. En ambos documentos aparece radicado en Río Gallegos. Dos ministros del ala dura del Gobierno dijeron a este diario que no es necesario el trámite porque el ex presidente “tiene residencia en Olivos y con eso basta para presentarse”.

Esa opinión no es compartida por algunos especialistas. Delia Ferreira Rubio, presidenta de Poder Ciudadano, dijo a este diario que según el artículo 48 de la Constitución corresponden dos años de residencia inmediata para ser candidato. Este requisito, explica Ferreira Rubio, se agregó a la Carta Magna para garantizar “la vinculación de los diputados con sus electores y asegurar que llevaran al Congreso de la Nación las necesidades, ideas, sentimientos y valores de sus vecinos”. La Ley 23.298 de Partidos Políticos dispone que “se pueden probar por cualquier prueba excepto testigos, pero en todos los casos debe figurar inscripto en el registro de electores del distrito que corresponde”. Además, la propia Cámara Nacional Electoral entendió en el fallo 3239/2003 “Partido Unión y Libertad s/oficialización de candidatos” que “la inscripción en el registro electoral del distrito es una condición sine qua non para admitir la acreditación de la residencia a los fines de ser candidato”. En la misma línea, el constitucionalista Daniel Sabsay dijo a este diario que “Kirchner no puede ser candidato porque esta residencia en la Quinta de Olivos no cumple el principio de arraigo, es meramente accidental. Mientras era presidente, vivió ahí para cumplir con un cargo de naturaleza federal y ahora recién hace poco más de un año que la ocupa por ser el marido de la Presidenta”.

Con estos argumentos, el radicalismo está esperando que se oficialice la candidatura para impugnarla. Sin embargo, el jurista Ricardo Gil Lavedra reconoce las irregularidades pero es escéptico: “Es posible que haya cuestionamientos pero es muy difícil que se llegue a tiempo a frenar la candidatura”.

El presidente pide DNI por delivery

A la hora de poner su voto en la urna, Néstor Kirchner suele tener problemas con su documentación. En octubre de 2007 no estaba habilitado para votar a su propia esposa como candidata a presidenta: había perdido el DNI.

El entuerto se resolvió de urgencia. Pocas horas antes de viajar a Río Gallegos, Kirchner pidió desde la Casa de Gobierno a dos empleados del Renaper con todos los elementos necesarios para que le tomaran las huellas digitales y le hicieran un DNI nuevo. Aprovechó para hacerse el documento con el formato nuevo, adecuado a las normas de seguridad del Mercosur, allí mismo. En ese ejemplar hizo estampar su domicilio santacruceño, el mismo que figura en la ficha que permanece a resguardo en la caja fuerte del titular del Renaper.

Hay otro antecedente. En 2003, cuando le tocó votarse a él mismo. Salió del cuarto oscuro junto a su hija Florencia y se fue a su casa en medio de una nube de periodistas. En la mesa había quedado abandonado el DNI de Kirchner.

Una larga historia de mudanzas

El kirchnerismo tiene una especial debilidad por saltar de un distrito a otro a la hora de lanzar candidatos. La primera fue Cristina Kirchner, histórica legisladora por Santa Cruz que en 2005 se convirtió en senadora nacional por Buenos Aires.

Después fue el caso de Daniel Scioli, vecino del barrio del Abasto que tuvo que salir a buscar domicilio en provincia para candidatearse a gobernador. Kirchner será el tercer ejemplo importante.

Sin embargo, esta falta de apego a la ley electoral no es exclusiva del oficialismo. La propia Elisa Carrió, originaria del Chaco, la provincia a la cual representó en el Congreso durante varios años, dio el salto a la Capital Federal y fue diputada también por ese distrito. Un caso similar fue el de Graciela Fernández Meijide, que había sido elegida legisladora por Capital pero se presentó a candidata de la provincia de Buenos Aires. Más atrás en el tiempo ocurrió la mudanza de Antonio Erman González, el riojano que le dio el primer triunfo al menemismo en la Capital.

Comentá la nota