Néstor, protagonista de la película kirchnerista

A lo largo de 45 minutos, la producción Sentimiento y movilización equipara a la pareja presidencial con el fundador del Partido Justicialista. También ataca a la oposición y a Clarín. Cristina, en el rol coprotagónico.
Son 45 minutos de actualización doctrinaria. Empieza con imágenes de Juan y Eva Perón caminando entre una multitud que los aclama, y se escucha de fondo la voz inconfundible, pero con tono calmo, de Néstor Kirchner: "Los peronistas no somos neoliberales, queremos realmente que el Estado tenga un rol promotor y que acompañe a los más débiles". De pronto, una placa con fondo negro y letras blancas anuncia: "Sentimiento y movilización". Así se llama el documental que realizó Equipos de Difusión, la histórica agencia de publicidad de Enrique Albistur, el secretario de Medios de la Nación.

El film forma parte de la estrategia publicitaria del Gobierno para estas elecciones legislativas. "Es un relato político de nosotros mismos", dijo a Crítica de la Argentina uno de los hombres que estuvo detrás del proyecto. En medio de críticas por el uso de bienes del Estado para hacer proselitismo, los autores enfatizaron a este diario que se trata de una obra de la agencia y no de la cartera que conduce Pepe Albistur.

La pieza de cine recurre todo el tiempo a la comparación entre Perón y Kirchner, con citas de cada uno e imágenes de las dos épocas. Hay bloques temáticos y testimonios de intelectuales –Osvaldo Bayer, Aldo Ferrer, Norberto Galasso, entre otros– y de referentes de base. "Éste es mi aporte militante", dijo Albistur cuando presentó el film, el miércoles pasado en el ND Ateneo, un espacio cultural que maneja su familia. El documental aspira a ser una versión moderna de piezas de colección como La hora de los hornos, aquel mítico film peronista hecho en 1968 por el cineasta y hoy candidato opositor Fernando "Pino" Solanas. Y tiene el mismo ambicioso objetivo aleccionador: por estos días, lo están enviando a la provincia de Buenos Aires, para que se proyecte en actos y espacios públicos.

El video narra al principio la crisis de 2001: se ven protestas, saqueos y a Fernando de la Rúa escapándose en helicóptero de la Casa Rosada. En medio del caos, se escucha otra vez a Néstor –en off, como desde el más allá– anunciando: "Venimos desde el sur del mundo y queremos fijar con ustedes las prioridades nacionales".

Ya con Kirchner en el poder, el documental atraviesa el modelo K. El capítulo sobre economía reivindica el desendeudamiento y las estatizaciones; y abundan las referencias al pensamiento de Raúl Scalabrini Ortiz y de Arturo Jauretche. Una placa con la imagen de Scalabrini adoctrina: "Los asuntos económicos son tan simples que están al alcance de un niño, sólo requiere saber sumar y restar... Por ello, cuando usted no entienda, pregunte hasta que entienda, y si no entiende, es que están tratando de robarle".

La relación con la prensa ocupa su propio espacio. Después del discurso de Cristina Kirchner criticando a los "generales multimediáticos" se ven carteles que dicen "Clarín miente, Clarín contamina". En ese mismo bloque, hay filmaciones del 26 de junio de 2002, cuando asesinaron a los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en el Puente Pueyrredón. A pantalla completa, se ve la tapa de Clarín del día siguiente: "La crisis causó dos nuevas muertes". Y, a continuación, hay testimonios de periodistas y un fotógrafo del diario de Héctor Magnetto reconociendo que el día de los hechos no tenían duda de que había disparado la policía. Se ve también al editor jefe de Clarín, Julio Blanck, diciendo lo contrario: "Ese día no lo sabíamos, te digo sinceramente. (...) Esto es un error. Yo reconozco mi parte, el título es horrible, no dice la verdad, en términos de que distrae la verdadera causa de esta muerte".

El film concluye con una toma de Néstor y Cristina abrazados, de espaldas a la cámara, y con una tribuna que los aplaude. Una película hecha a la medida K.

Apuesta a la tevé e internet

El plan publicitario oficial sigue la misma consigna: correr del eje la discusión sobre "el estilo" y priorizar "los hechos". Esta semana se verán por televisión reducciones de 30 segundos del único spot lanzado, titulado Silencio, que relata obras de gobierno a través de carteles. Las novedades tienen que ver con internet. En las caminatas del ex presidente se repartieron volantes que decían: "Buscá tu foto con Néstor Kircher" y daban la dirección www.kirchnerscioli.com.ar. Allí hay imágenes del candidato con militantes. En ese mismo sitio hay una herramienta que permite confeccionar un afiche de campaña con Kirchner o Daniel Scioli, incluyendo una foto propia.

El Gobierno, en el tramo final de la actividad proselitista, no está dispuesto a regalarle ni un solo metro a la oposición, y para ello utilizará todos los medios disponibles.

Comentá la nota