Néstor Di Pierro asume en la conducción del Correo Argentin

Néstor Di Pierro asumirá esta mañana como nuevo titular del Correo Argentino, en reemplazo de Miguel Angel Rosetto, concejal de Trelew en uso de licencia que integrará de ahora en más una de las empresas públicas que están bajo la órbita del ministro Julio De Vido.
Con su designación, Néstor Di Pierro recibe un nuevo respaldo del matrimonio Kirchner.

El ex presidente de Petrominera y referente del Nuevo Espacio Político, que fue anfitrión del ex presidente Nestor Kirchner durante su paso por Comodoro el mes pasado, confirmó ayer a Diario Patagónico que esta mañana asumirá en su nuevo cargo.

Así, Di Pierro finalmente asume funciones en un cargo nacional, lo cual estaba latente desde que rompió relaciones con el gobernador Mario Das Neves.

Ahora asumirá en un cargo que ocupaba un chubutense, Miguel Rosetto, un ex concejal de Trelew que mantiene estrechos vínculos con el ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido.

Rosetto asumió en junio en el Correo y ahora continuará bajo el ala de De Vido, pero dentro de una de las empresas mixtas que dependen del Ministerio de Planificación.

En este marco, cabe recordar que la postulación de Di Pierro primero deberá atravesar una asamblea extraordinaria donde se oficializará su nombre como nuevo interventor, algo que ocurriría hoy.

Rosetto llegó al cargo en el Correo por su buena relación con el subsecretario de Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, mientras Di Pierro lo hará a partir de que rompió lanzas con Das Neves, tras su escandaloso alejamiento de Petrominera, a partir de una polémica que mantuvo con Analía Franchín, la esposa de Sebastián Eskenazi.

Di Pierro tendrá la misión de negociar convenios laborales con el gremio del Correo y de manejar un escenario donde el gremio tradicional se enfrenta con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que busca ampliar su ámbito de representación ingresando al Correo, cuya constitución es mixta.

En este marco, hace un mes el Correo despidió a 106 trabajadores de sus sedes bonaerenses de Retiro, Benavídez y Monte Grande; incluso esa ola tuvo repercusiones en Comodoro. Desde ATE denunciaron que fue una decisión que buscaba proteger al Sindicato de Correos de su avance.

En este marco, también deberá mejorar el rendimiento de una empresa que hoy tiene 16.500 empleados y cuyos salarios representan el 64% de su estructura de costos.

Según datos del mercado, el negocio postal en la Argentina mueve cerca de $3.000 millones anuales y el Correo oficial retiene el mayor porcentaje del mercado, cercano al 30%.

En 2008 la firma facturó $1.230 millones (un 13,9% más que un año antes), aunque sus ganancias decaen, producto del aumento de salarios y también del combustible, insumo vital para el servicio de transporte.

Comentá la nota