Néstor Kirchner, un hombre de negocios

Por Luis Majul

Nunca, en toda la historia de la Argentina, un ex presidente apareció en una lista de personas capaces de comprar dos millones dólares de una sola vez. Nunca un jefe de Estado compartió el podio de grandes inversores con poderosos hombres de negocios como Antonio Angel Tabanelli, Juan Carlos Relats o la empresa Emepa.

Tabanelli es uno de los empresarios del juego más poderosos de la provincia de Buenos Aires. Relats es El inquilino, el hombre que todos los meses le paga al propio Kirchner doscientos mil dólares de alquiler para explotar Los Sauces, el hotel que la pareja presidencial posee en El Calafate. Emepa es una de las empresas de Benjamín Romero, amo y señor de Hidrovías y uno de los tres grandes referentes del negocio del transporte en Argentina, junto con Claudio Cirigliano, de Trenes de Buenos Aires (TBA), y Aldo Roggio, de Metrovías.

Kirchner compró los dólares a principios de octubre de 2008, justo cuando la moneda dio un salto y pasó de 3,23 pesos a 3,40 pesos. No es descabellado deducir que tenía información anticipada o privilegiada, lo que le habría hecho ganar más de cien mil dólares antes de terminar el año.

Ahora habrá una fuerte discusión para resolver si el ex presidente actuó de manera ilegal o solo es un oportunista. Lo que nadie puede negar es que Kichner es un hombre de negocios. Y el ingreso de nuevos empresarios K al selecto club de la burguesía nacional no hace más que confirmar esta hipótesis.

En su última declaración jurada, el ex mandatario informó que la mayor diferencia entre lo que tenía entre un año y otro la hizo en lo que se conoce como "la timba financiera". ¿Es ético que Kirchner haya amasado gran parte de su fortuna en base a la colocación de plazos fijos en pesos y en dólares mientras él mismo y ahora su esposa pregonan la necesidad de hacer un país más grande con trabajo genuino y demonizan a los fondos buitres por su tendencia a especular con la desgracia de los demás?

La aparición del ex jefe de Estado en una lista de compradores de hasta 2 millones de dólares pone en evidencia que Kirchner y su pareja dicen una cosa y hacen lo contrario.

Comentá la nota