"Néstor es hijo de la crisis del 2001"

Cristina Kirchner señaló que su marido llegó a la Presidencia en el 2003 producto de la crisis económica y política que vivió el país. A su vez, habló sobre la crisis con el campo, las críticas que recibe y las elecciones del 2011
La mandataria Cristina Kirchner fue entrevistada en su despacho de la Casa de Gobierno. Allí, la jefe de Estado reconoció que pensó "que a lo mejor Néstor nunca iba a ser Presidente". "Él fue Presidente porque hubo un 2001 en el país. Si no hubiera pasado una crisis de la profundidad tal vez no hubiera sido presidente. Él es hijo de esa crisis", agregó.

Respecto a las críticas que recibe, recordó que "a Kirchner le criticaban el saco cruzado y que no se arreglaba lo suficiente, y a mi me critican por lo contrario", para luego opinar que "la crítica esconde otras cosas. Si dijeran que no les gusta que me preocupe por los derechos humanos quedaría muy feo". "Buscan los atajos para ver qué puede criticarse sin que parezca demasiado mal, cuando en realidad las diferencias son otras y no las puede decir", añadió.

A su vez, sobre el pedido desde la oposición de que el Gobierno nacional debata, explicó que "el gobierno no debate, el gobierno gobierna. El debate se da en el parlamento. Si cada decisión que tomo o cada decreto que firmo es objeto de debate es no conocer la función ejecutiva".

Retrocediendo un poco en el tiempo, más precisamente al año anterior, cuando se dio el conflicto con el sector agropecuario, apuntó que "no hubo una crisis económica en el 2008, sino que hubo una discusión política que tenía que ver con la redistribución del ingreso. Lo que está en discusión son dos modelos de país: uno tiene que ver con tener más saldos exportables para tener más dinero".

Cristina Kirchner tampoco eludió hablar sobre la posibilidad de que no culmine su mandato. "No podemos ignorar actitudes que otros han caracterizado como destituyentes. Lo peor que le puede pasar a alguien que dice defender la democracia es no respetar la voluntad popular, porque en definitiva estoy sentada en este lugar por voluntad popular", dijo. Al mismo tiempo, al ser consultada sobre si se presentará en las presidenciales de 2011, señaló que aún "faltan 20 millones de años. Lo importante es trabajar ahora".

Finalmente, ante la pregunta de cómo le gustaría que la recuerde la historia, subrayó: "Me gustaría que me recodaran como una mujer que lucho mucho por la igualdad de oportunidades para todos los argentinos".

Un mensaje para las mujeres

"La lucha será muy larga. En esta mujer que está sentada en el sillón de Rivadavia está representado el avance de las últimas décadas. A esas mujeres que tienen que hacerse cargo del hogar, mi respeto, mi admiración y mi compromiso para seguir trabajando por esto que estamos haciendo", dijo la Presidente.

Comentá la nota