Néstor disparó duro contra Clarín y el retorno de "la derecha neoliberal"

Néstor disparó duro contra Clarín y el retorno de "la derecha neoliberal"
Habló de "ese monopolio" y comparó a ciertos periodistas con militares de la dictadura. Dijo que le gusta que los economistas lo consideren "un almacenero" y señaló que "muchos compañeros pueden ser candidatos" en 2011.
Consolidado su retorno a la presidencia del PJ, trampolín que gran parte del aparato K busca utilizar para lanzarlo a la presidencia en 2011, Néstor Kirchner reapareció en público y no desaprovechó la oportunidad para hablar de todo lo que tenía ganas. Disparó durísimo contra el grupo Clarín, los economistas, advirtió el regreso de la "derecha neoliberal" y hasta se animó a decir que muchos de sus "compañeros" pueden ser candidatos a suceder a su esposa, Cristina Kirchner.

El ex presidente clausuró el seminario "Políticas Públicas, Camino al Bicentenario", atril que utilizó para descargar sus cañones contra los que considera sus enemigos. Así, se refirió al grupo multimedio como "ese monopolio que viola los derechos de los argentinos" y advirtió que no les "asustan las amenazas que hace el monopolio". Ocurrente, aseguró que "lo que sale diariamente (en Clarín) está demasiado lejos de la realidad argentina y ya ni lo leo".

Kirchner mandó también un mensaje a los periodistas, a quienes acusó -sin decirlo explícitamente- de ampararse en la obediencia debida: "Hay quienes tratan de mostrarse como periodistas intelectuales, pero han dejado de lado el camino de la independencia. Que no digan que son periodistas independientes. Que no digan después que debieron hacer lo que hacen para vivir. Ya pasó durante la dictadura militar".

Dando paso al rol de diputado que tendrá a partir del 3 de diciembre, dijo que "algunos legisladores quieren volver a ser la máquina de impedir" y que "parece que sólo les importan los cargos": "Si nos quieren echar de todas las comisiones que lo hagan –amenazó-. Tenemos las calles del pueblo y todos los micrófonos para hablar".

"Hemos trabajado responsablemente en un Estado latinoamericano que intenta demonizar de mil formas el capital concentrado", apuntó el patagónico. "Ese capital quiere poderes políticos débiles –continuó-. Ha resurgido la derecha neoliberal. No nos perdonan que Cristina haya decidido recuperar los fondos jubilatorios".

Pasando al terreno nacional y la interna política que empieza a tomar color y a definir candidatos, Kirchner pidió "construir la consolidación de la iniciativa política en 2011", aunque sabedor del trabajo que muchos vienen haciendo para "aclamarlo" como candidato a Presidente, relativizó la posibilidad: "Tenemos muchos compañeros que pueden ser candidatos".

Además, defendió el modelo y dijo: "Me gusta que los economistas piensen que soy un almacenero. Generamos un mercado de capitales internos que ha promovido el trabajo, la producción, en definitiva, un circuito virtuoso"

"El gran diario argentino procuró mostrar las largas colas que hacía el pueblo argentino para anotarse para percibir las asignaciones. Quiso demostrar una supuesta ineficiencia del Estado. No nos perdonan el haber compartido la idea de una América Latina distinta", finalizó Kirchner con la mira otra vez en Clarín.

Comentá la nota