NÉSTOR Y CRISTINA PRESENTAN La historia secreta de los exitosos amigos empresarios de los Kirchner

Por Jorge Lanata.

Lázaro compró miles de hectáreas que serán inundadas e indemnizadas. Cristóbal llegará a los cinco mil tragamonedas y se relame con las apuestas deportivas. Y Ferreyra es el empresario preferido de De Vido

El año que termina fue, también, el de la consolidación en el poder económico de tres amigos K hoy convertidos en tres de los empresarios más poderosos de la Argentina. El vértigo de su crecimiento en los últimos años deja a Henry Ford o Lee Iacocca convertidos en dos chicos con capacidades especiales. Los exitosos K recorrieron un largo camino: uno era recolector de residuos en Comodoro Rivadavia; el otro, cadete de la sucursal Santa Cruz del Banco Nación, y el último, un militante del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores, brazo político del ERP). Hoy representan, sumados, un capital cercano a los dos mil millones de dólares y van por más: después de todo, la Argentina ha recuperado su rol de país con movilidad social ascendente.

COLÓN, COLÓN Y SU HIJO CRISTOBALITO. Cristóbal López nació el 27 de octubre de 1956 en Comodoro Rivadavia, y egresó de un colegio técnico ubicado en la periferia, el Domingo Savio. Trabajó en una forrajería, en una pollería y, luego de la muerte de sus padres en un accidente de tránsito, se ocupó de la pyme familiar, una empresa dedicada al transporte de carga. En 1991 logró que le adjudicaran la recolección de residuos de Comodoro, y al año siguiente comenzó su verdadera vocación: abrió allí su primer casino. Aterrizó en Santa Cruz en plena crisis de 2001 y jugó a pleno: ganó por veinte años la licitación del casino, un negocio de 20 millones de dólares. Llegó de la mano de Néstor a Buenos Aires y pudo adquirir la mayoría de acciones del Casino Flotante de Puerto Madero y el negocio de las máquinas tragamonedas del hipódromo de Palermo. Hoy contempla su imperio lejos del ruido de las fichas, en Rada Tilly, a 14 kilómetros de Comodoro, en su casa de dos plantas con pileta climatizada. Allí Cristóbal tiene varias amarras y cría caballos criollos. Su pista de aterrizaje está en el otro extremo del país, en Alto Río Senguer, en el límite con Chile, donde compró cuatro mil hectáreas al precio promocional de 44,53 pesos. En Río Senguer aterriza con su Beechcraft B 90 LV BLV, que compró usado en un millón de dólares. Éste es el paisaje que se ve desde su ventanal de Rada Tilly:

• Juego: su nave insignia es la empresa Casino Club y posee once casinos: Caleta Olivia, Comodoro, El Calafate, La Rioja, Posadas, Río Gallegos, Río Grande, San Rafael, Santa Rosa, Trelew y Ushuaia. Y catorce salas de slots: Centenario, Centro, Garupá, Hilario Lagos, Kennedy, Las Heras, Parque Paraguayo, Pico Truncado, Puerto Deseado, Rawson, Rivadavia, Rotonda, Terminal de Ómnibus y Villa Cabello. Construye dos nuevos casinos en Rosario y Ushuaia.

• Petróleo: posee Oil M&S, que pasó de ser una compañía de servicios petroleros a controlar áreas concesionadas en Santa Cruz, Chubut, Mendoza, San Juan y Brasil (en las cuencas de Silomões, estado de Amazonia y São Francisco, estado de Minas Gerais). También tiene la empresa petrolera Cerro Negro.

• Agropecuarias: Cristóbal tiene la ganadera Santa Elena SRL, Aceitunas Guadalquivir (verdes y negras, con y sin carozo), livares del Sol y Aerotour SA.

• Turismo: Altos del Glaciar y Solares del Tala.

• Inmobiliario: Solares del Marqués, un barrio de 37 hectáreas en la entrada de Rada Tilly, con vista al océano, por el que pagó un millón de dólares. Son 273 lotes de 600 metros cuadrados cada uno.

• Transporte: concesionarias Tsuyoi de Toyota y Transporte Indalo.

• Basura: Clear SA.

• Medios y Tecnología: Radiodifusora del Sur (que posee un diario y un canal en Comodoro) y Tecnological SA.

Cristóbal recibió, el 31 de diciembre pasado, el mejor regalo de año nuevo: el Boletín Oficial publicó el decreto 1.851 extendiéndole en 15 años la concesión del Hipódromo Argentino. Desde entonces, cada 31, López le juega al serrucho. El “sueño” del número 51 no pudo ser más acertado: la renovación firmada por Néstor fue casi preventiva, ya que el permiso en cuestión recién vencía en 2017. Ahora llega a 2032. El pasado viernes 12 la Legislatura de la Ciudad le dio entrada a un proyecto de Macri por el cual se ratifica la decisión presidencial en un convenio entre el Instituto del Juego de la Ciudad y la Lotería Nacional que ya fue avalado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. El proyecto Cristóbal ya tiene la firma de Macri, Grindetti y Rodríguez Larreta, y establece la prórroga de la Ley de Juego por cinco años, renovable automáticamente por otros cinco (antes era por cuatro), y aumenta los ingresos que percibe la ciudad del 25 al 50%, aunque la autonomía porteña marca el 100%. El anexo del proyecto le autoriza a Cristóbal la instalación de 1.500 nuevos tragamonedas y la cláusula 8 les otorga “seguridad jurídica” a todas las concesiones vigentes, abriendo la puerta para los “juegos nuevos que se desarrollen en el futuro”, eufemismo jurídico que debe traducirse como “apuestas deportivas”. La recaudación diaria de los tragamonedas oscila entre los 4 y 5 millones de pesos.

–El decreto está hecho para Cristóbal –confió a este diario un legislador macrista que estudia votar en contra–. Pidió más tiempo, y se lo dieron. Pidió más máquinas, y se las dieron. Al final va a lograr que Macri avale el decreto de Kirchner, que es un mamarracho.

El acuerdo por el juego fue discutido en persona por Cristóbal López y Nicky Caputo en representación de Macri. El kirchnerismo, a cambio, apoyaría la financiación del presupuesto de la ciudad que preocupa al jefe de Gobierno.

Néstor y Cristóbal apuestan fuerte: Felipe Solá está convencido de que su postura ante el juego le costó la reelección, y así lo dijo en un reportaje brindado a Jorge Fontevecchia:

–Cuando le planteé a Kirchner cómo renovar las licencias de los treinta y pico de bingos que hay en la provincia me dijo que no me metiera en eso –afirmó Solá en Perfil.

El juego recauda en la provincia de Buenos Aires unos 5.000 millones de pesos al año. Mañana, en la última sesión del año, la Legislatura bonaerense trataría un borrador de ley de 28 artículos que contempla la apertura de ocho nuevas salas de bingo, autoriza la comercialización de apuestas deportivas y también las habilita online.

Cristóbal es, en el fondo, un hombre que apuesta al futuro; en 2008 registró algunas nuevas empresas: Lejano Sur SRL (en el rubro ropa y calzados), Don José Moisés SRL (agropecuaria) y Talares de Posadas SA (oleoductos, acueductos, gasoductos, electroductos), donde aparece como socio del entrepreneur Osvaldo “Bochi” Sanfelice, socio a la vez del hijo presidencial en Negocios Inmobiliarios S A, dedicada a administrar las propiedades de los K en Río Gallegos y ex director de Rentas durante el gobierno local de Néstor.

LÁZARO, LEVÁNTATE Y COBRA. Lázaro Báez nació el 11 de febrero de 1956 y llegó a jugar en Boca (Juniors de Río Gallegos). No tuvo mucha suerte con la pelota (hoy su hijo Leonardo ocupa su misma posición en la cancha, en el mismo equipo) y comenzó una carrera como cadete en la sucursal local del Banco Nación (entre 1975 y 1986) para luego pedir el pase al Banco de Santa Cruz. Comenzó su amistad con Néstor cuando éste ganó la gobernación y fue designado como gerente adscripto a la intervención del banco provincial. Pero su verdadero crecimiento se inició con la creación, en 2003, de Austral Construcciones. En los últimos cinco años Lázaro se levantó, posicionó a Austral primera en el ranking de obra pública y acumuló unos cuatro mil millones de pesos, a los que habría que sumar otros 1.200 millones facturados por su empresa Gotti (de los cuales 627 millones corresponden a obras adjudicadas por el estado provincial). Según una causa investigada por el juez federal Aráoz de Lamadrid, Gotti emitió facturas a empresas falsas por 400 millones de pesos. También Austral está bajo sospecha: se la investiga por lavado de dinero en el Principado de Liechtenstein, donde la Justicia le trabó un embargo de diez millones de dólares. El dinero investigado provino de una venta de Austral de 140 motoniveladoras chinas por 51 millones de dólares a la provincia de Santa Fe.

Pero no todas son espinas en el despertar de Lázaro. Veamos su frenética expansión empresarial, rubro por rubro:

• Agropecuario: Austral Agro, importación y exportación de cereales y frutos.

• Inmobiliario: Austral Atlántica, socio de Kirchner en un fideicomiso inmobiliario creado para construir departamentosen el centro de Río Gallegos. Néstor cedió el terreno para construir diez unidades funcionales en propiedad horizontal, ya terminadas y habitadas.

• Petróleo: controla la petrolera Misahar y desde 2005 Epsur, presidida por su hijo Martín, que opera en tres áreas: CN VII A, en Mendoza y Mata Magallanes (este y oeste) al norte de la cuenca del golfo San Jorge. El gobierno provincial le adjudicó siete de las quince áreas petroleras licitadas por Santa Cruz en 2006, y el resto –a excepción de una que quedó vacante– fue adjudicado a Cristóbal López.

• Otros: Diagonal Sur (informática e internet provider), Magna Consultora, Combustibles Sur, Estrellas del Sur, Escalatur (turismo) y Dulce Compañía SA.

Lázaro tuvo, claro, un buen año. Ya instalado en la obra pública, su interés en 2008 se diversificó, consolidándose como el mayor terrateniente de la provincia. Mariana Zuvic, de la Coalición Cívica en Santa Cruz, elaboró un informe detallando las adquisiciones de Lázaro en el año de, paradojas, crisis con el campo:

• Estancia La Julia, 10.000 ha.

• Estancia El Campamento, 18.000 ha.

• Estancia La Porteña, 16.000 ha.

• Estancia Cruz Aike, 20.000 ha.

• Estancia Río Bote, 8.000 ha.

• Estancia Ana, 15.000 ha.

• Estancia La Entrerriana, 25.000 ha.

• Estancia Verdadera Argentina, 20.000 ha.

• Estancia Alquinta, 40.000 ha.

• Estancia El Rincón, 10.000 ha.

Las estancias se ubican al sur del río Santa Cruz en dirección al lago Argentino por la ruta provincial 5 y la nacional 40, en la zona que será afectada por la obra hidroeléctrica La Barrancosa, Cóndor Cliff y La Leona. Ahora se entiende por qué Lázaro se apasiona con el juego: sabe el número que va a salir: al inundarse la zona, el propietario deberá ser indemnizado. La estancia Alquinta fue comprada en 5.500.000 dólares y Verdadera Argentina en 3.5600.000: a un promedio de 150 dólares la hectárea se trata de 182.000 hectáreas por un valor de 27.300.000 dólares que Lázaro pagó apurado y en efectivo.

Báez completó su año de movilidad social ascendente registrando Valle Hermoso SRL, una empresa inmobiliaria, agropecuaria y ganadera y construyendo un shopping en la avenida Libertador de El Calafate. En el área de energía su empresa Epsur logró que le adjudicaran un área en el Plan Generación de Energía Eléctrica Distribuida II licitado por Enarsa.

DE LA CARTA ABIERTA A CÁMPORA A LA CARTA CERRADA A JULIO. El 13 de abril de 1973 el PRT-ERP dio a conocer su Carta Abierta a Cámpora, en la que anunció que continuaría con su política de lucha armada: “El gobierno del Dr. Cámpora representa la voluntad popular –decía–. Respetuosos de esa voluntad nuestra organización no atacará al nuevo gobierno mientras éste no ataque al pueblo ni a la guerrilla. Nuestra organización seguirá combatiendo militarmente a las empresas y a las fuerzas armadas contrarrevolucionarias”. Gerardo Luis Ferreyra tiene 58 años, nació en Córdoba y se recibió de ingeniero en la universidad pública, donde también comenzó su militancia en el PRT. Estuvo preso a disposición del Ejecutivo desde 1975 hasta 1984, y conoció en la cárcel de Córdoba a Carlos Zannini, ex militante de la organización maoísta TUPAC. Al recuperar la libertad Ferreira comenzó a trabajar en una pequeña empresa de un compañero de la facultad: Electroingeniería, de Osvaldo Acosta. Con el tiempo dejó Córdoba para hacerse cargo de la sucursal en Buenos Aires y se convirtió en accionista de esta pyme que fabricaba tableros eléctricos. Antes de convertirse en una constructora de megaobras de electricidad, cárceles y pavimentación, Electroingeniería ganó una licitación para construir cien escuelas en Córdoba durante el gobierno de De la Sota. El ministro de Educación provincial era Ricardo Jaime. En aquel concurso Electroingeniería comenzó a construir su modus operandi: asociarse a una empresa con mayor capacidadpara que fuera su subcontratista quien ejecutara la obra. Con las escuelas Electroingeniería aportó la amistad con Jaime, y IECSA, de los Macri, puso los ladrillos. La empresa tenía, en 2002, más de sesenta cheques rechazados por falta de fondos, que fueron saldados durante el ejercicio 2005.

A Ferreyra le encanta viajar con Julio De Vido en el Tango 01: fueron juntos a las giras de Alemania y Venezuela. En la Cámara de la Construcción varios testigos afirmaron a este diario haber escuchado al ingeniero jactarse de su cercanía al ministro, o decir que “lo representaba”.

Su primera megaobra en la era K fue parte del Plan Federal de Transporte de Energía Eléctrica en 500 KV. Electroingeniería se encargó de las líneas Choele Choel-Puerto Madryn (280 millones de pesos) y Puerto Madryn-Pico Truncado (630 millones de pesos), donde le fue adjudicada la construcción y su mantenimiento hasta 2088 (lo curioso en este caso es que la supervisión le corresponde a Transener, que es propiedad de Electroingeniería y Enarsa en un 50% cada una, de modo que la empresa que construye se supervisa a sí misma). También le fue adjudicada la línea de 500 KV NEA-NOA (800 millones de dólares), dos centrales de ciclo combinado (1.600 millones de dólares), compite casi sola en las centrales térmicas de Campana, Ensenada, Santa Fe y Córdoba y con otras en Necochea; es, junto a Comporación América (de Eduardo Eurnekian), una de las precalificadas en el Complejo Hidroeléctrico Cóndor Cliff y La Barrancosa (3.600 millones de dólares).

Electroingeniería comenzó 2008 adquiriendo Vialco, dueña de las concesiones viales de la Ruta Interbalnearia 11; tramos de las nacionales 9, 11, 188 y 19, y la demorada autopista Rosario-Córdoba, y a mediados de año adquirió Radio del Plata, pagando seis millones de dólares para saldar el rojo y financiar su pasivo

Comentá la nota