Néstor Calvo En busca de inversiones

El concejal Néstor Calvo del PRO de Ituzaingó consideró que es momento de un recambio en el ejecutivo municipal porque "si hay algo que enriquezca la democracia es la alternancia", señaló. Como principal medida pidió que la nueva gestión apunte a generar inversión en distrito para obtener fuentes de trabajo.
¿Qué le pareció la reunión con el intendente Alberto Descalzo?

Fue buena y positiva. Se tocaron dos temas muy importantes para el distrito: seguridad y el trabajo. Hay que tener en cuenta que después del 10 de diciembre el oficialismo pierde la mayoría en el HCD y será necesario buscar consenso para muchas cosas. El oficialismo podrá buscarlo con nosotros o con otros bloques. Yo levanto la mano en base a razonamientos personales, no porque soy opositor voy a votar todo en contra o porque hubo un acuerdo voy a votar a favor. Para decidir si algo me parece que está mal primero lo estudio y luego busco una propuesta, sino no sirve. La idea es ser una oposición constructiva.

¿Cuáles son las cuestiones pendientes para el distrito?

La deuda más grande del oficialismo es parte de la obra pública, aunque se hizo bastante en ese sentido, queda pendiente el tema del hospital, que en la reunión el intendente adelantó que se comenzará a construir luego de fin de año. Considero que es el momento de un recambio en la conducción del distrito porque si hay algo que enriquezca a la democracia es la alternancia. Todo se desgasta y hace falta un recambio no solo de figuras sino un recambio en la forma de gestionar y que apunte a generar inversión para obtener fuentes de trabajo. Eso significa generar trabajo con inversión y el municipio está un poco atrasado en eso. Si bien tenemos rubros como la madera y la metalúrgica creo que se podrían generar condiciones como para que empresas o pymes se instales. Casualmente tengo un proyecto presentado que trata de un programa para incentivar inversiones.

¿En qué consistió el proyecto?

El municipio, como parte de convenio que se podría hacer con las empresas, podría ver donde se instalarían y cuales serian las condiciones. Generando facilidades en los impuestos por un tiempo determinado y las empresas asumir el compromiso de que los puestos de trabajo que se creen tengan prioridad las personas del distrito. Este es un proyecto a nivel municipal, pero el Estado Nacional debería hacer algo así. Lo que pasa es que otra vez tenemos problemas económicos y el fantasma del desempleo. Otra vez tenemos inflación y nadie nos cree como país porque no tenemos políticas a largo plazo ni reglas claras para la inversión privada.

Esta falta de credibilidad también se da en los partidos políticos con las alianzas electorales...

Si, fijémonos los que pasa en los sectores opositores como en el nuestro con Felipe Solá que quiere generar su propio espacio y en el lado de la Coalición Cívica Margarita Stolbizer y Elisa Carrió recorrieron la provincia a los besos y cuando pasaron las elecciones se atomizó todo. Tenemos muchos políticos cultos, pero inteligentes no son todos a la hora de demostrarlo. En el caso de Julio Cobos, hasta la 125, no lo conocía nadie y hoy es uno de los hombres con una de las imágenes positivas más altas. Hay muchos que hablan cosas sin saber y muchos se apuran a decir algo y a los 15 días se tienen que retractar, por eso nadie resiste un archivo.

¿En Ituzaingó observa liderazgos políticos tanto en su partido como en los demás?

Yo creo que hay gente capacitada para reemplazar al intendente en una eventual elección desfavorable para el oficialismo, dentro de lo que es Unión Pro, como en la Coalición Cívica. Este es un HCD de mucha calidad. Hay concejales que tienen una capacidad muy grande y cualquiera podría estar a la altura de la circunstancia. Pienso que en el ejecutivo también habrá gente capacitada para reemplazar a Descalzo dentro del oficialismo. Yo creo que el tema de ser la cabeza de un distrito, de una empresa o una institución pasa por la coherencia, por reconocer las circunstancias y por la capacidad de saber delegar. Todos los sectores, en el caso de que el oficialismo tenga una elección desfavorable, tienen gente que va a estar a la altura de la circunstancia. Acá no hace falta inventar la pólvora; con que todos los sectores nos pusiéramos de acuerdo en 10 puntos intocables, sea gobierno el socialismo, el radicalismo o el peronismo, no habría chicos que se mueren de hambre en el conurbano.

Comentá la nota