Nerviosos, los inversores liquidaron acciones y bonos y pidieron dólares

El Banco Central intervino con ventas por US$ 193 millones para calmar la demanda de un mercado nervioso por la indefinición del Fondo del Bicentenario. Pérdidas de los bancos más expuestos al canje de deuda.
Incertidumbre y volatilidad definieron una jornada en la que el mercado bursátil cerró a la baja, el riesgo país superó los 700 puntos básicos y el dólar, aunque demandado, cerró estable gracias, precisamente, a la intervención del Banco Central.

En el tercer día del enfrentamiento entre el titular del BCRA, Martín Redrado, y el Gobierno, la Bolsa cerró en rojo con un retroceso de 1,5% del índice Merval, tras la recuperación de jueves. Los bonos de la deuda resultaron afectados y en su caída arrastraron a las acciones del sector financiero, ya que los bancos son tenedores de bonos.

El Discount en dólares perdió 1,9% mientras que el Par en pesos cayó 3,1% y en dólares 3,05 por ciento. El Boden 2012 retrocedió 1,27 por ciento. "Hay que seguir de cerca la evolución de títulos públicos porque si el Gobierno no puede contar con el fondo de reservas se pueden complicar los vencimientos de la deuda, de los que ya tenemos uno en los primeros días de febrero con el Boden 2012", indicó Eduardo Fernández, analista de Rava Online.

En cuanto a los papeles bancarios afectados, se cuentan el del Hipotecario, que retrocedió 4,1%; el Patagonia, 3,9%, y el Galicia, 2,3%. Aunque la ANSES negó oficialmente haber intervenido en el mercado para sostener el valor de algunos títulos, entre los operadores creen que el organismo oficial volvió a actuar para contrarrestar posiciones vendedoras que afectasen los precios de bonos y acciones.

"Alguien salió a comprar fuerte. Cuando hay malas noticias el mercado está para abajo, si alguien quiere comprar lo hace de a poquito. Acá salieron a comprar pagando cada vez más caro con la clara intención de tirar los precios para arriba", comentaron desde una casa de Bolsa.

Dólar demandado. El miedo a que se dispare el tipo de cambio generó una mayor demanda de dólares pero no llegó a impactar sobre la divisa, que cerró estable, a 3,83 pesos.

La intervención del BCRA en el mercado de futuros –por alrededor de US$ 193 millones– frenó el alza de la moneda y definió una jornada en la que, según varios operadores, se mantuvo tranquila en relación con el tipo de cambio. Aunque el mercado se mostró cauto, las mismas fuentes señalaron que no esperan cambios bruscos en el corto plazo.

En general, el mercado espera que la turbulencia continúe la semana que viene. La noticia de la restitución de Redrado en la presidencia del BCRA no llegó a impactar en las operaciones porque se conoció sobre el final de la jornada; sin embargo, descartan que incidirá la semana que viene.

"Tenemos dos días sin operar por delante y con nuevas noticias. Esto va a impactar en la incertidumbre que ya tenemos", definió Tomas Reynolds, analista financiero de Arpenta. Para Francisco Prack, economista jefe del Grupo SBS, la visión es más clara. En relación con la actuación del Poder Ejecutivo, opinó que "se viene un embate más fuerte y más agresivo", que tendrá su correlato en el mercado.

En cuanto a la repercusión de la crisis entre las consultoras internacionales, RBC, la consultora con base en Canadá que hace unos meses había recomendado la compra del peso, aconsejó cautela "dado que el nivel de ruido político e incertidumbre va a aumentar en el corto plazo".

Comentá la nota