Día de nervios en Gualeguaychú

Los asambleístas temen por la responsabilidad que puede caberles ante la muerte de un joven en el corte
GUALEGUAYCHU.- Cuando la tarde languidecía, un grupo de asambleístas de Gualeguaychú terminaba ayer de instalar una baliza de luz amarilla sobre la ruta 136, en el preciso lugar donde el motociclista Walter Maulucci perdió la vida al chocar con un acoplado de camión en la madrugada del domingo.

El acoplado ya estaba secuestrado por la Justicia y en su lugar un enorme carretel para arrollar cable hacía de base a la baliza, tan brillante en el anochecer como tardía en la oportunidad. En esas mismas horas, Tomasa Gómez, de 56 años, recibía en esta ciudad el cuerpo de su hijo, tras la autopsia realizada en la morgue judicial por pedido del juez Javier Cadenas.

Walter Maulucci murió en forma instantánea cuando chocó uno de los obstáculos que los asambleístas instalaron en la ruta 136 para efectivizar el corte en Arroyo Verde, con el que sostiene la protesta contra la pastera Botnia desde hace dos años y medio.

Ayer aún no se había tomado ninguna declaración testimonial a los integrantes de la Asamblea de Gualeguaychú. No obstante, se tomaron algunas declaraciones para nutrir el expediente policial que comenzó a confeccionarse bajo la carátula "Para establecer forma y circunstancia en accidente de tránsito en el que perdió la vida el ciudadano Walter Alejandro Maulucci".

Bajo ese largo título se tramita una causa que sembró nerviosismo en el seno de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú. Hasta los más mediáticos referentes del colectivo ambiental evitaron hacer declaraciones ante las consultas de LA NACION, aunque por lo bajo admiten que el trágico hecho puede poner en jaque el corte de ruta y dar impulso a los principales críticos del método de protesta.

Mientras la policía elabora los peritajes criminalísticos, el juez ya encaró una investigación para establecer quién es el dueño del acoplado contra el que colisionó Maulucci. En la asamblea saben que la respuesta a ese interrogante es un dato inquietante y por eso aclaran a LA NACION, sin que medie pregunta: "No podemos saber de quién son las cosas que están acá; ni el acoplado ni los armazones de colectivos que están desde hace más de dos años".

El acoplado se encuentra depositado, junto con la moto de la víctima, en la sede local de la Prefectura.

Los medios locales hicieron una ligera alusión al accidente. "La televisión de acá no dio nada. Yo escuché algo en Crónica, y entonces esperé los noticieros locales para saber más, pero no dijeron nada. Después escuché algo en una radio de Fray Bentos", contó Raúl Irungaray, uno de los empleados municipales que cuidan la plaza principal de la ciudad.

Como él, muchos en esta ciudad conocen el hecho, pero advierten que es un tema espinoso y esquivo del que la asamblea prefiere no hablar.

"Justo le estaba contando a él de ese tema", dijo Natalia Parrales, que estaba junto a su novio Sergio Gómez, cuando LA NACION le preguntó si conocía el caso.

"Nosotras escuchamos algo en la radio; no hubo mucha difusión", coincidieron Olga Bonazzola y René Peralta, dos mujeres que caminaban por la calle céntrica más transitada de la ciudad. Como muchos, ambas consideran que la familia de Maulucci hará un juicio, pero desconfían de que eso sea motivo de fuerza para poner fin al corte de la ruta 136.

Juicios

El cuerpo de Walter Maulucci fue trasladado en un servicio fúnebre a Luján, de donde era oriundo. Antes de partir, Tomasa Gómez le preguntó al oficial de Justicia entrerriano si el cuerpo de su hijo podía ser velado a cajón abierto. Quería saber el estado del cuerpo, pero la única advertencia que recibió fue que no se lo podía cremar.

Familiares del motociclista muerto anunciaron que podrían iniciarán acciones legales contra los asambleístas. "Si hay un culpable, vamos a hacer una querella para que se determinen las responsabilidades" dijo a Radio 10 Osvaldo Maulucci, padre de Walter.

También Alejandra López, la viuda, anunció que denunciará a los asambleístas. "Si son culpables, claro que voy a ir a la Justicia. Yo siento que son culpables", aseguró.

Walter Maulucci era padre de tres hijos, de 13, 7 y 4 años.

Comentá la nota