Nervi reivindicó la democracia interna que tiene la UnTER y rechazó toda posibilidad de revisar esta metodología de funcionamiento

El secretario general de la UnTER, Marcelo Nervi, negó que el sistema de democracia interna que rige en el sindicato lo limite para avanzar en acuerdos con el gobierno provincial y rechazó revisar esta metodología que obliga a someter las medidas que toma la conducción a las asambleas seccionales y un posterior congreso.
Indicó el dirigente a la agencia APP que "muchas veces cuando voy a negociar no es que no tenga posibilidad de definir cuestiones; lo que la organización tiene es inmediatamente la posibilidad de convocar a sus cuerpos orgánicos para definir". Desde el gobierno provincial se indicó en cambio que, más allá que se haya destrabado el conflicto, se debe revisar este "esquema negocial" con el gremio. Nervi respondió que "quizás el gobierno especula con esto, le es más fácil negociar con sindicatos de una estructura mucho más vertical, pero no significa que tengan la legitimidad de sus representados".

Indicó Nervi que "la democracia interna en nuestra organización es algo que reivindicamos, más allá de la lentitud que se pueda llegar a plantear y yo no me siento para nada no respaldado. Todo lo contrario, creo que a mí me permite, mas allá de las discusiones internas y el desgaste que tiene permanentemente convocar al congreso, debatir internamente, decidir en función de lo debatido cuál es el camino a seguir".

"A nosotros nos da el respaldo, la garantía y la tranquilidad de que cada una de las acciones que se llevan adelante tienen el respaldo de la gran mayoría de los docentes en la provincia", dijo en diálogo con la agencia APP.

Afirmó que de esta manera los dirigentes todos los días se ponen a prueba ante sus representados.

"Es así, todos los días estamos a prueba. Cuando yo voy a una asamblea voy como un afiliado más. Así sienten que su secretario general de la provincia está sentado en la misma silla que cualquier otro compañero y se pasa las mismas horas debatiendo en un mismo nivel", señaló.

Por su parte, el paritario gubernamental Alejandro Betelú señaló en este sentido a la agencia APP que "puedo entender que la organización horizontal que tiene UnTER ha sido necesaria en años anteriores, donde estábamos recién tratando de aprender a convivir en democracia, pero hoy en día con las comunicaciones como están se puede resolver inmediatamente esto. Y que además los mandatos con que vengan a negociar los paritarios necesariamente tienen que tener fuerza de compromiso".

Dijo en este sentido que "tenemos que pensar en una revisión del esquema negocial, porque cada vez que vamos a ir acordando puntos, no podemos esperar a que se hagan asambleas y un congreso gremial. Pareciera que uno tiene que sentarse y allanarse a lo que pide la UnTER, porque sino no hay posibilidad de negociación; eso no es negociación o discusión o debate, se parece más a una encerrona disfrazada de algún carácter técnico y legal". (APP)

Comentá la nota