El nepotismo se impuso a la hora de cerrar las listas

Intendentes y funcionarios colocaron a sus familiares como candidatos en Buenos Aires
LA PLATA.- El nepotismo, o la preferencia desmedida que algunos políticos dan a sus parientes para empleos públicos, siempre existió como una práctica legal, pero vergonzante. Sin embargo, esta modalidad parece haberse naturalizado en la provincia de Buenos Aires: esposas, padres, hijos, hermanos y hasta sobrinos fueron beneficiados con una candidatura a concejal o legislador por ser familiar de algún intendente o funcionario, del oficialismo o de la oposición.

Así, en las próximas elecciones legislativas, 17 intendentes del Frente Justicialista para la Victoria, que eludieron la invitación oficial para liderar las nóminas como candidatos testimoniales designaron en su reemplazo a familiares. Los jefes comunales de Merlo, Mercedes, Pilar, Tres de Febrero, San Andrés de Giles, Hurlingham, General Rodríguez, Ayacucho, General Lamadrid y General Viamonte ungieron a esposas como candidatas a concejales o legisladores.

El intendente de San Martín propuso a su hijo. En Malvinas Argentinas, La Plata, Balcarce, Mar Chiquita y Coronel Suárez favorecieron a los hermanos de los intendentes. En tanto, el jefe comunal de General Alvarado propició a sus padres.

Una categoría distinta es la de los intendentes que sí aceptaron postularse como candidatos testimoniales y a cambio pusieron un pariente como legislador provincial o nacional.

Este es el caso del intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, que puso a su esposa, Karina Nazabal, como candidata a diputada provincial. A la vez, el jefe comunal de Berazategui postuló a su sobrina María Laura Lacaba como candidata a diputada provincial. Y el intendente de Ezeiza ubicó a su esposa, Dulce Granados, como candidata a diputada nacional.

Un segmento aparte son los funcionarios del Gobierno que designaron a un pariente como parte de un acuerdo político. Por caso: el jefe de Gabinete, Sergio Massa, designó a su esposa, Malena Galmarini de Massa, candidata a concejal en su distrito.

El viceministro de Desarrollo Social, Carlos Castagneto, situó a su esposa, Ana María Herrán, como candidata a diputada provincial. El piquetero oficialista Luis D´Elía designó a su esposa, Alicia Sánchez, candidata a diputada.

Claro que el nepotismo no es una práctica exclusiva del oficialismo. En Unión Pro, el Acuerdo Cívico, en Hacer por Buenos Aires y hasta el Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados se multiplican los casos de parientes que integran las nóminas de candidatos.

En Unión Pro, el primo de Mauricio Macri, Jorge, es candidato a diputado provincial. La esposa del diputado Osvaldo Mércuri es candidata a diputada. De igual modo, la hermana de Luis Barrionuevo, María Esther, es candidata a senadora por el PJ disidente. Y el hijo del ex diputado Alfredo Atanasof, Gonzalo Atanasof, es candidato a la Legislatura.

En el Acuerdo Cívico, la hermana del dirigente Federico Storani, María Luisa, es candidata a diputada nacional. En el Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados, Nina Peloso, esposa de Raúl Castells, es candidata a diputada nacional. Y el ex intendente de Escobar Luis Patti designó a su hijo Maximiliano candidato a diputado nacional.

De entrecasa

LUIS D´ELIA

Piquetero oficialista

* El ex funcionario del gobierno de Kirchner ubicó a su esposa, Alicia Sánchez, como candidata a diputada por el oficialismo

DARIO DIAZ PEREZ

Intendente de Lanus

* El jefe comunal puso a su esposa, Karina Nazabal, como candidata a diputada provincial.

CARLOS CASTAGNETO

Viceministro de desarrollo social

* El funcionario nacional ubicó a su esposa, Ana María Herrán, como candidata a diputada provincial.

Comentá la nota