Un neonazi mata a un guardia en el Museo del Holocausto de Washington

Un neonazi de 89 años ingresó ayer con un arma al Museo del Holacausto en Washington, abrió fuego y mató a un guardia. El tirador resultó herido.

El hombre, un antisemita y ex integrante de grupos que propugnan la supremacía blanca, ingresó al museo portando "un arma larga", dijo a la prensa el sargento David Schlosser, portavoz de la policía.

El anciano "tiró sobre uno de los agentes de seguridad. Ese agente y el tirador resultaron con heridas de bala", agregó el sargento.

Dos agentes de seguridad tuvieron que responder a los disparos cuando el hombre entró al museo. Tanto el agente herido como el tirador fueron llevados al hospital George Washington, y el guardia murió pocos horas después.

El agresor es James Von Brunn, de 89 años, un veterano de la II Guerra Mundial, residente de Maryland, que tiene antecedentes policiales tras haber sido detenido cuando portaba un arma dentro del banco central estadounidense, según la prensa. Según un sitio web racista, sería autor de un libro sobre la "conspiración judía" contra los "blancos".

El incidente sembró el pánico en el corazón de la capital estadounidense, de acuerdo a las autoridades y testigos del hecho.

El edificio del museo está situado a unos 500 metros de la Casa Blanca. Recibe alrededor de 1,7 millones de visitantes al año y está protegido habitualmente por un extenso equipo de guardias de seguridad situados tanto en el interior como en el exterior del edificio.

El tiroteo se produce pocos días después de que el presidente Barack Obama visitara Oriente Medio y presionara a Israel a detener los asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados y de que rindiera un homenaje a los judíos víctimas del Holocausto al visitar un ex campo de concentración alemán.

La embajada de Israel en Washington se manifestó "en shock" y condenó el ataque.

Comentá la nota