"El neoliberalismo no da respuesta a la gente"

El gobernador Hermes Binner advirtió ayer sobre el riesgo de "desfinanciar al Estado" porque "en la medida que lo hacemos se genera una situación muy complicada para mantener la defensa de las instituciones", aseguró.
"Podemos hacer más escuelas, mejorar las que tenemos; podemos hacer más hospitales, también mejorar los que tenemos; pero para eso hacen falta más recursos", afirmó el gobernador al ser consultado sobre la reforma tributaria. "El debilitamiento económico del Estado -aseguró- abre las puertas para el Estado bobo del neoliberalismo, que no da respuesta a las necesidades de la gente".

El mandatario santafesino formuló declaraciones a la prensa ayer en la Casa de Gobierno. A continuación se reproduce parte de ese diálogo:

--¿Qué pasa si la Legislatura no aprueba la Reforma Tributaria?

--Creo que tampoco podemos exigir más salud, educación, seguridad si no hay más dinero. Entonces es un contrasentido. Se puede gobernar con menos dinero, pero restringiendo todos los gastos, porque esto es como la casa de cada uno de nosotros: hay un ingreso y un egreso, y podemos gastar en función de los ingresos. Indudablemente que hay necesidades y también hay necesidades a nivel del Estado, pero tenemos que tener cuidado de no desfinanciar al Estado, porque en la medida que lo hacemos se genera una situación muy complicada para mantener la defensa de las instituciones. Si hay un lugar muy débil en el Estado argentino, después de todas las políticas neoliberales, ha sido precisamente una institucionalidad muy baja. Y esta institucionalidad también se da en los sectores privados. Es un déficit muy grande que a veces nos impide dialogar con todos los datos sobre la mesa para tomar definiciones integrales entre lo público y lo privado.

--Los industriales no están de acuerdo con parte de esta Reforma.

--Pero están de acuerdo los industriales en Córdoba, en Entre Ríos y en Buenos Aires. Entonces tenemos que buscar también qué Estado queremos. Si recordamos el Estado mínimo, ese Estado bobo, grande pero que no da satisfacciones a la gente. Ese es el camino que nos ofrece el debilitamiento económico del Estado.

--El titular del Partido Justicialista ya adelantó que no va a apoyar la reforma.

--Mire, nosotros estamos apoyando todas las iniciativas nobles, y esta es una iniciativa noble.

--¿No es un impuestazo como dice el PJ?

--Fíjese lo que se incrementó el litro de leche, el kilo de carne, el alquiler, los combustibles, la energía. Y lo que se pagaba de impuestos. Entonces, es un contrasentido llamarle impuestazo. Una hectárea de campo hoy cuesta 18 mil dólares; hace 18 años no costaba eso, y sin embargo están pagando lo mismo. Alguna situación que vaya de la mano con este crecimiento indudablemente tenemos que implementar. Entre Ríos y Córdoba, que integran con nosotros la Región Centro, incrementaron los impuestos a través de una reforma tributaria que en Santa Fe se negó. Hoy están por el segundo incremento. Entonces, ¿cuál es la razón por la cual decimos en Santa Fe no? Creo que hay que hablar y también la gente debe saber en qué se gasta. Podemos hacer más escuelas, mejorar las que tenemos; podemos hacer más hospitales, también mejorar los que tenemos; pero para eso hacen falta más recursos.

Comentá la nota