Son ya 38 los nenes muertos en México

Las víctimas fatales del pavoroso incendio que destruyó una guardería en esta ciudad del norte mexicano, subieron anoche a 38.
Los esfuerzos desesperados de los bomberos no pudieron evitar ese saldo debido a que los chicos, en su mayoría bebes o niños muy pequeños, fallecieron asfixiados por la tremenda humareda.

Incluso el padre de un nene estrelló su camioneta contra la pared de la construcción para abrir un boquete por el que pudieran rescatar a las personas atrapadas.

El incendio se extendió desde una gomería vecina y cubrió a la guardería donde había más de 150 chicos, tal como informó ayer Clarín en parte de su edición.

"Anoche no dormí. Yo en mi vida había pasado por una cosa así", dijo un testigo que ayudó a sacar a parte de los niños.

La cifra de muertos se elevó a 38 porque varios nenes fallecieron durante la noche.

Por lo menos 41 niños y seis adultos fueron hospitalizados. Entre los adultos había empleados de la guardería y algunos transeúntes que trataron de ayudar. Muchos de ellos tenían quemaduras de primer a tercer grados, dijo una autoridad del departamento de bomberos de Hermosillo.

El edificio tenía una sola salida, dijo un oficial de bomberos, que habló bajo la condición de anonimato. El centro estaba a cargo de seis empleados

El fuego pudo haber empezado en un almacén vecino del de neumáticos y automóviles, dijeron las autoridades estatales. El incendio se extendió desde el techo de la guardería, explico una autoridad de departamento de bomberos.

Los vecinos llegaron a toda prisa al lugar para ayudar a sacar a los niños del instituto mientras las maestras de preescolar corrían gritando entre negras nubes de humo, de acuerdo con el relato desde el lugar que hizo un cronista del diario Reforma.

Ayer había padres desesperados recorriendo los hospitales en la esperanza de hallar a sus hijos. Parte de las víctimas aún no fueron identificadas. Las edades de los pequeños oscilaban entre los seis meses y 5 años.

Comentá la nota