Un nene puntano contrajo polio y desató un alerta

La víctima de poliomielitis es un nene de 15 meses. Según Salud, se infectó porque carece de defensas. Es el segundo caso en 22 años.
Un niño de un año y tres meses oriundo de San Luis contrajo poliomielitis, caso que constituye el segundo ocurrido en el país en los últimos 22 años, mientras especialistas recomendaron vacunar a menores de 18 años contra la enfermedad.

La poliomielitis es una enfermedad infecciosa aguda ocasionada por un virus del género Enterovirus de la Familia Picornaviridae, que ataca el sistema nervioso, destruye las células encargadas del control de los músculos y puede derivar en parálisis irreversible.

El caso del niño, que fue asistido en el Hospital Juan P. Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires el 8 de abril, fue reportado por la Dirección de Epidemiología del ministerio de Salud de la Nación el 22 de mayo, en la página web de la dependencia.

Fuentes de la cartera sanitaria informaron que se trata de un niño inmunosuprimido (no tiene defensas) por lo que no habría recibido la vacuna contra la enfermedad, Sabin, y manifestaron que, "en cambio debería haberse vacunado con la inmunización inactiva, Salk".

Las mismas fuentes expresaron que el niño, de la localidad puntana de Villa Mercedes, pudo haber contraído la enfermedad "por tomar agua contaminada o por la presencia del virus en heces humanas".

"El bebé de San Luis se contagió un derivado de la vacuna Sabin. En él se comportó como polio salvaje y le produjo parálisis en una pierna", explicó la fuente consultada, y sostuvo que "el virus estuvo mutando por varios departamentos del país, donde la cobertura de la vacuna Sabin es menor al 95 por ciento".

Aunque la enfermedad está considerada como erradicada en el país desde 1987, en 2002 fue detectado un caso en la localidad bonaerense de Pergamino.

El último caso de poliomielitis por el virus salvaje en Argentina fue en la provincia de Salta, en 1984.

En 1987 se implementó el Programa de Vigilancia de las Parálisis Fláccidas Agudas (PFA) para estudiar y descartar cualquier caso probable de poliomielitis.

El Programa también detecta casos de parálisis asociados a la vacuna Sabin y vigila la aparición de virus derivados de la vacuna Sabin.

La poliomielitis afecta principalmente a niños menores de 3 años, pero puede darse en niños mayores e incluso en adultos.

La enfermedad se transmite vía fecal-oral y de persona a persona.

El período de incubación de la poliomelitis, desde el momento de exposición al virus hasta la aparición de parálisis, es de 7 a 21 días, informó el ministerio, y afirmó que toda persona no inmunizada es susceptible de contraer la enfermedad.

Comentá la nota