Río Negro: El radicalismo orgánico dice que la base de su proyecto es la defensa de la ética y la moralidad administrativa

Viedma.- (APP) El dirigente del radicalismo orgánico Fernando Chironi ratificó que una de las principales banderas de su sector es la defensa "de la moralidad administrativa" y el ataque contra la corrupción. Dijo que "la cosa pública no es de nadie, es de todos, entonces cuando alguien se apropia ilegítimamente de lo que es de todos, en realidad lo que está produciendo es un resultado negativo respecto a todos".
Indicó que pareciera que no preocupa o no importa que "alguien se llevó algo o hizo una mala acción o alguien ganó una licitación y le pagaron de más o alguien ganó una licitación y entregó de menos de lo que tenía que hacer". Señaló en este marco a la agencia APP que uno de los pilares del proyecto político que impulse su sector será retomar "con orgullo lo que ha sido una bandera histórica del radicalismo, como ha sido la defensa de la ética y de los correctos procedimientos en el funcionamiento del Estado".

Señaló Chironi que "nosotros queremos un proyecto de provincia que realmente sea sustentable, que se pueda llevar adelante, con acuerdo con los protagonistas de los distintos campos de cómo lo llevamos adelante".

Enfatizó que "creemos que hay que llevar adelante un fuerte proyecto educativo en la provincia; si no hay un cambio muy profundo en la base de nuestra sociedad es muy difícil llevarlo adelante, pero a su vez también tiene que ser un proceso donde el ejemplo sea por parte de aquellos que detentan los mayores cargos en los poderes del Estado".

Indicó que desde su sector "hacemos un fuerte reclamo respecto de nosotros mismos de que el proyecto que llevemos adelante debe ser un proyecto de moralidad administrativa que retome con orgullo lo que ha sido una bandera histórica del radicalismo, como ha sido la defensa de la ética y de los correctos procedimientos en el funcionamiento del Estado".

"Hoy parece que frente al pragmatismo de la política y frente al pragmatismo del poder, parece una ingenuidad hablar de moralidad administrativa, hablar de ataque a la corrupción", consignó a la agencia APP.

Agregó que "a mí me parece que esto más allá incluso de lo que son las opciones personales de vida, es algo que tiene que ver con el funcionamiento de un sistema. No hay en el mundo sistema político-económico que funcione bien si cada uno tira para su lado, si cada uno hace lo que se le da la gana, si cada uno mira la política como provecho propio, porque ese resultado es totalmente negativo para el conjunto".

Enfatizó que "la cuando nosotros funcionamos en un sistema donde todo el mundo cumple el rol que tiene que cumplir y sobre todo cuando la gente ve que el que se desvía es sancionado, entonces las cosas funcionan mucho mejor". (APP)

Comentá la nota