Río Negro: Se pueden necesitar hasta 200 millones de pesos para financiar el segundo semestre, pero no se emitirán títulos para financiar el gasto corriente, informó Verani

El ministro de Hacienda de Río Negro, Pablo Federico Verani, afirmó que "las provincias van a tener que fabricar herramientas para poder pasar el segundo semestre del año", al justificar nuevos endeudamientos. Dijo que no queda otra posibilidad "ante la falta de claridad del gobierno nacional" respecto al reclamo de las provincias de "discutir y debatir cuáles son los horizontes de deuda que tienen cada una de las jurisdicciones provinciales".
Informó a la agencia APP que "algunas provincias han optado por emitir títulos, como es el caso de Córdoba, algunas provincias hablan de alguna cuasimoneda, otras provincias hablan de endeudarse con los bancos, aquellas que tienen bancos provinciales, o tomar encajes de bancos provinciales con remisión de títulos y otras, como Río Negro, estamos tramitando créditos-puentes con el sector financiero para poder superar este semestre". Reconoció que esta asistencia "puede alcanzar como máximo" los 200 millones de pesos, pero "se puede utilizar menos". Negó, no obstante, que vayan a emitir títulos "para financiar gasto corriente".

Señaló Verani que "la Ley de Responsabilidad Fiscal fue concebida como un interesantísimo instrumento que permitía a la provincia tener parámetros fiscales, que son muy importantes a la hora de definir previsibilidad en los presupuestos públicos. Pero esto siempre se vio como una antesala a discutir la relación financiera entre Nación y Provincia".

Indicó que esto significa "no entrar en el tema de coparticipación, porque es un tema político álgido, pero sí en algunas pautas que deberían mejorar esta distribución entre Nación y Provincia respecto a aquellos fondos que necesariamente deben ser coparticipados".

Consideró en diálogo con la agencia APP que la discusión sobre la coparticipación "se debe hacer con un importante plafond político y no adentrarse en esa discusión política, pero sí resolver algunos temas para las provincias desde otro punto de vista. Y que no lo imponga la realidad, como en la actualidad está sucediendo".

Agregó que "mientras la Argentina venía creciendo a tasas importantes en términos económicos, le daba ese contexto como para encarar esa discusión. Pero distintos motivos hicieron que esto no se hiciera y estamos atravesando una situación donde la realidad -si bien nosotros ya la veníamos pronosticando desde hace un tiempo- se nos vino encima".

Al consultársele si la caída de los ingresos en el orden nacional es la que fundamentalmente ha hecho más difícil la situación de las provincias, respondió a la agencia APP que "cayó la actividad económica en general, porque hoy las provincias más allá que podemos dominar más o menos el gasto, tenemos un problema estructural que viene por el lado de los ingresos. Y obviamente por el lado de la deuda que no ha podido ser reestructurada en términos más beneficiosos para las provincias".

Enfatizó que "estas dos cargas hacen que los presupuestos no alcancen a financiarse en las actuales condiciones".

Reconoció que el stock de deuda pública de la provincia alcanza al 114% de los ingresos corrientes, según la consultora Economía y Regiones, señalando que "tenemos un alto coeficiente de endeudamiento que es lo que castiga fuertemente nuestro presupuesto. Si bien defendemos mucho el manejo de la deuda pública que hemos hecho en los últimos años, hay condiciones que la provincia no domina y no maneja, por ende necesitamos definiciones a nivel de la política económica nacional".

"En el año 2002, cuando se firma la avenda a los compromisos federales que por ese entonces dominaban el panorama fiscal de esta relación Nación-Provincias, se hizo con un dólar pesificado a 1,40 pesos, incluído el coeficiente de estabilización de referencia, los plazos no fueron los mismos que los nacionales, no hubo quita para las provincia, todo lo contrario a lo que pasó con la deuda que canjeó el Estado nacional. Todo eso a la larga impacta en los presupuestos provinciales", consignó a la agencia APP.

Dijo en este marco que "exigimos las provincias ahora en alguna medida discutir y debatir cuáles son los horizontes de deuda que tienen cada una de las jurisdicciones provinciales. Eso requiere una decisión política del gobierno nacional, requiere una planificación y una previsibilidad de parte de los presupuestos provinciales, en un horizonte en donde la actividad económicas debería mejorar para que nosotros pudiéramos también financiar, con algunas limitaciones, los gastos indelegables del Estado con los recursos propios que le corresponden a cada una de las provincias".

Comentá la nota