Río Negro promueve la producción de ecoleña con subsidios a la electricidad

En General Roca se fabrican troncos ecológicos a base del descarte de la poda y aserraderos que antes se quemaba a cielo abierto. El Gobierno impulsa su producción
Cada 330 kilos de ecoleña se evita la tala de un árbol. Lo afirman quienes la producen y quien impulsa su consumo, el gobierno de Río Negro, a través de subsidios al consumo eléctrico. La firma Emprendimientos HLN fabrica troncos ecológicos en el Parque Industrial ciudad de General Roca a base de desechos de aserraderos o de la poda. A partir de su procesamiento en forma industrial, se reduce la humedad de la madera al mínimo y finalmente se compacta a través de una prensa de alta presión. El resultado son troncos iguales y casi perfectos, listos para ser usados en calefacción, para evitar los efectos de las heladas en las chacras del Alto Valle de Río Negro y Neuquén o, como bien dicen sus fabricantes, "para hacer un buen asado".

El poder calorífico de la ecoleña es similar al de la madera de quebracho -la de mayor poder calorífico existente- pero "con un rendimiento altamente superior", según informaron a El Cronista desde el Ente Provincial Regulador de la Electricidad rionegrino (EPRE).

Este producto se fabrica totalmente con materias primas de desechos de unos 150 aserraderos del Alto Valle -que antes quemaban la basura a cielo abierto- y también a partir de la poda, por lo que los productores frutícolas también se benefician con la recolección de la basura.

"Fomentar la incorporación de ese remanente en el proceso de la ecoleña, hará disminuir las emisiones de dióxido de carbono a una cuarta parte de lo que genera cualquier otro combustible tradicional", afirmaron desde el EPRE.

En una primera etapa, el uso de esta leña ecológica fue pensado exclusivamente para calefacción doméstica, sin embargo ya se está difundiendo su utilización para combatir las heladas, especialmente en las chacras del valle. De esta manera se convierte en una opción a la quema de combustibles líquidos "con una prestación más eficiente y menos contaminante".

Según las estimaciones, se puede alcanzar una tonelada de producto por hora por lo que se calcula que, en un principio, se llegará a producir de 300 a 400 toneladas al mes.

En Río Negro, a fines de octubre pasado, el gobernador Miguel Saiz, decretó ampliar el esquema de compensaciones tarifarias de energía eléctrica a la producción, incluyendo a la leña ecológica de manera de estimular su fabricación y consumo. Al mismo tiempo, instruyó al Entre Provincial Regulador de Electricidad que dispusiera el mecanismo del subsidio que recibirá la actividad. El organismo estableció entonces aplicar el 50% del valor que surja de multiplicar el Cargo por Uso de Red, para esa categoría tarifaria, por la potencia máxima registrada en ese mes de consumo. Por ejemplo, para estos usuarios, de una facturación mensual de $ 6.300 pesos la compensación significaría unos $ 1.100, casi el 20% de la facturación.

Para acceder al beneficio, se debe acreditar la fabricación y también presentar la documentación e los equipos eléctricos instalados en el suministro destinados a la elaboración de leña ecológica o eco-leña.

Comentá la nota