Río Negro prevé obras por casi 500 millones

De todos modos, habrá que ver a cuánto se ejecuta. Cinco ciudades concentran casi 200 millones.
Las previsiones de obras del Estado rionegrino para el 2009 superan los 477 millones. Este monto -con su correspondiente discriminación- pertenece al proyecto de presupuesto elevado a la Legislatura.

Seis de cada diez pesos (63 por ciento) se originan en "recursos específicos" -mayormente de fondos nacionales, planteado en la distribución federal- y otro 13 por ciento corresponde a créditos internacionales. Las asignaciones de las Rentas Generales del Estado provincial alcanzan el 13 por ciento y el restante 11 por ciento equivale a "crédito interno".

Otro análisis merecerá su efectivo cumplimiento, pues el actual ejercicio 2008 consigna que el "compromiso" de las partidas en "construcciones" -según los datos de la Contaduría de octubre- rondarán en el año los 170 millones. En concreto, la real ejecución anual se aproximará al 60 por ciento de los montos programados.

Las razones de la reducción son múltiples, desde cambio de las partidas entre los proyectos de obras o, directamente, que se priorizó otra erogación. El total por "construcciones" -partidas 421 y 422- presupuestadas originalmente para el 2008 fue de 380 millones.

El listado de obras públicas del 2009 incorpora los distintos financiamientos, incluso aquellos del Fondo Fiduciario Provincial. Por caso, la asignación para Salto Andersen figura en la lista general del año próximo. Esa previsión de más de 17 millones para la central hidroeléctrica de Río Colorado -que antes se registraba en el Fondo Fiduciario Provincial- conforma la mayor partida del registro de proyectos individuales. Existe una planilla de los Fondos Fiduciarios, pero con los financiamientos menores.

En cambio, los registros del IPPV -que figuran como "fondos específicos- concentran mayormente los fondos para obras públicas.

Las cinco ciudades principales monopolizan 198 millones de las obras presupuestadas en Río Negro, de las cuales, casi 125 millones son recursos del IPPV, esencialmente del FONAVI. Así, el 63 por ciento de los emprendimientos totales pertenecen a planes habitacionales.

El porcentaje de fondos del IPPV en el total de los proyectos de obras llega al 78 por ciento en Cipolletti y se reduce al 51 por ciento en General Roca. Viedma y Bariloche promedian el 63 por ciento.

El municipio roquense encabeza las previsiones de recursos con 55 millones, comprende además 4,6 millones de un crédito internacional por planta depuradora de efluentes cloacales, y otros 13 millones pertenecen a créditos internos" para desagües cloacales en barrios rurales, Chacra Monte, Malvinas, Progreso y Paso Córdoba.

Además de viviendas, Cipolletti tiene previsto casi 2 millones para "tratamiento de efluentes" y otros 3,7 millones para "cloacas y culminación de planta de Laguna". Bariloche incorpora casi 2,9 millones de mejoramiento para el barrio 34 Ha., 1,8 millones para proyectos energéticos, otros 2,4 millones para un centro de salud en Las Quintas, y 3,7 millones para la planta depuradora.

Viedma reúne 3,9 millones para mejoramiento de los barrios Bandera-Lavalle, y de líneas energéticas, y 2,4 millones para el jardín maternal N9.

Asimismo, un monto de 75,4 millones figura como "no clasificado aunque incluye múltiples asignaciones provinciales, desde reformas en el Estado hasta 20,7 millones en proyectos de Producción -como caminos rurales con 10,2 millones y el acueducto ganadero del Valle Inferior con 7,2 millones. También figura los créditos del BID de Apoyo a la modernización Productiva, con 9 millones. La partida "no clasificada" comprende además los 5,5 millones de obras en la red vial.

Comentá la nota