RÍO NEGRO PRESENTÓ UNA DENUNCIA PENAL PARA EL DESALOJO DE LAS RUTAS CORTADAS EN LA PROVINCIA: Llaman a dialogar el martes a obreros de Uatre

Buscan destrabar el conflicto que está originando serios trastornos en la región. Los obreros reclaman el pago del 20% de zona, tema que será discutido el martes en Buenos Aires.
En el marco de una jornada de innumerables cortes de ruta por parte de los trabajadores rurales nucleados en Uatre y de mucha tensión, el gobierno nacional, a través de la cartera de Trabajo, convocó para un encuentro el martes en Buenos Aires.

A la par, la provincia, a través de la Fiscalía de Estado, presentó una denuncia penal contra los obreros que cortan las rutas.

Lo hizo en Roca, ante el fiscal federal Alejandro Moldes, quien anoche confió a este diario que aún no había alcanzado a leer en detalle la presentación, pero que sí había visto en el planteo provincial, el pedido de intervención de Gendarmería en caso de ser necesario para liberar las rutas.

Moldes indicó que más allá de esta presentación, la Justicia Federal ya había iniciado cinco causas penales por cortes en Cervantes, Godoy, Allen, Cipolletti y Cinco Saltos.

Durante toda la jornada fueron varios los intentos de acercamiento entre las partes, aunque en definitiva todo está centrado en lo que resuelva la Comisión Nacional de Trabajo Agrario.

A última hora se anunció el encuentro entre dirigentes de Uatre y representantes del sector empresario. Lo hizo el coordinador del Consejo Federal de Trabajo, Jorge Stopiello, quien confirmó que la reunión se realizará el martes 18, en Buenos Aires.

El análisis del 20 por ciento de zona desfavorable que está solicitando el gremio se evaluará en el marco de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, que comenzará pasado el mediodía.

"Hay que dejar en claro que a través de este acuerdo, solamente se habilita el tratamiento del pedido efectuado por el gremio", dijo el funcionario nacional, quien subrayó que el levantamiento de las medidas de fuerza es una responsabilidad que debe ser asumida directamente por el sindicato.

Ayer se repitieron los trastornos en un marco de anarquía en cada corte, donde ninguna metodología ordenada funcionó. Cada corte estableció sus propias reglas y así la demora llegó en algunos casos a los 10 minutos, mientras en otros fue hasta de dos horas para los automovilistas.

Si transitar por el Valle ayer fue un verdadero caos, hoy lo será aún más. Los rurales anunciaron anoche que "endurecerán" la protesta. Recién liberarán unos diez minutos cada "dos horas"; no una hora como ocurrió ayer en varios piquetes.

En los puentes que unen a Cipolletti con Neuquén la bronca se acumuló durante toda la jornada. Algunos que no quisieron esperar a que les habilitaran el paso, optaron por utilizar un angosto camino por el barrio Costa Norte, donde más de uno se topó con nuevos trastornos. Por la tarde, por ejemplo, se encajó una camioneta que frenó el paso a todos los demás.

El simple viaje entre Cipolletti y Allen también se convirtió en una odisea. A diferencia de lo que ocurrió el martes en la primera jornada de protesta, ayer hubo piquetes tanto en ruta 65 como en la 22 en proximidades de los accesos allenses. La única opción era la calle rural que está en medio de estas dos vías, conocido como "el camino de la escuela 54". En los piquetes apenas se veía a un puñado de manifestantes interrumpiendo el tránsito.

En los puentes la protesta comenzó a la mañana, y se prolongó hasta alrededor de las 19 con la promesa de regresar hoy a las 8. Anoche sólo se mantenía el corte en Cervantes.

Comentá la nota