Río Negro perdió 200.000 cabezas de ganado

La zona del este provincial es la más afectada por la reducción de ejemplares. Los pronósticos meteorológicos no son los mejores, según anticipó el director de Ganadería Martín Oscos.

- El director de Ganadería de Río Negro, Martín Oscos, estimó que por la sequía, el stock de ganado bovino en la provincia bajó de 600.000 cabezas a 400.000 animales, de acuerdo a las dos últimas vacunaciones contra la aftosa.

Señaló que hay buen nivel de lluvias y nieve "en un área importante" de la Región Sur "sobre todo entre Los Menucos y Sierra Colorada, hasta San Carlos de Bariloche" y los efectos positivos se esperan ver durante la primavera. Pero en el este rionegrino "la situación no mejora".

Dijo que por más que exista un buen nivel de lluvias, la recuperación va a ser muy lenta.

Informó el funcionario que "el área que esta en mejores condiciones, dentro de la gravedad, es Valle Medio, donde hubo algunas precipitaciones. Pero en general la situación de Río Colorado, General Conesa, Guardia Mitre, San Antonio y Adolfo Alsina es muy grave".

Oscos indicó que en el este rionegrino "la salida de hacienda es total, la gente debe vender, los campos están realmente terminados, no nos acompaña ninguna posibilidad de lluvia o de pronóstico favorable en este sentido", aunque sí "un área importante de la Línea Sur se ve beneficiada por nevadas y lluvias".

Dijo que en los campos de secano del este provincial "vemos jaulas y jaulas de hacienda que están saliendo, terneros de muy bajo peso, vacas en pésimo estado.

Los productores no tienen otra alternativa que seguir bajando carga y tratando de mantener aquellas categorías que les pueden generar una recuperación de stock si mejora la situación".

Expresó que mantener el forraje para estos animales "tiene un costo que supera el valor de la hacienda; pero se está haciendo práctica con la esperanza que finalmente llegue la lluvia. Además la cantidad de forraje que se hace no alcanza para la magnitud del desastre que es".

Finalizó diciendo que hay paliativos, como la próxima llegada de maíz en carácter de subsidio, y se está discutiendo con las rurales mecanismos para recuperar los stocks, pero "todo dependerá del mejoramiento de la situación climática".

Oscos hizo estas afirmaciones en Viedma a una agencia de noticias.

La resolución firmada por Guillermo Moreno, para poder paliar los efectos de la muerte del ganado por sequía en la provincia, estipula que Río Negro recibirá más de 1.400 toneladas de maíz o su equivalente en otro cereal.

Hasta el momento la provincia sólo recibió cuatro toneladas, que se han acopiado en los silos de la Asociación de Cooperativas Argentinas, en Río Colorado.

Se estima que más de 600 toneladas serán distribuidas en el Valle Inferior -una de las regiones más afectadas- mientras que las 800 restantes se distribuirán entre el Alto Valle y Valle Medio.

Comentá la nota