Río Negro pedirá créditos a bancos por 200 millones

El gobierno adelantó la cifra a Nación y espera la autorización. Hacienda estima que el déficit del 2009 será de 400 millones.
Río Negro tramita un crédito privado por 200 millones de pesos. El gobierno de Miguel Saiz adelantó esa gestión a la Nación, que debe autorizar a la provincia para ese endeudamiento.

Este préstamo se concretará con aportes de bancos y el desembolso -que llegaría en cuotas en un plazo de tres a cinco meses- permitirá financiar las necesidades esenciales del Estado rionegrino para concluir el 2009.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner orienta hacia este instrumento crediticio a las provincias que expresan urgencias de recursos. Así, la cartera de Amado Boudou no plantea reparos mayores frente a las autorizaciones requeridas por los gobiernos provinciales.

Río Negro ya adelantó que su pedido será por 200 millones de pesos, algo que formalizará en las próximas horas ante la aceptación verbal de los técnicos de Economía. Además, Nación constituiría el grupo de bancos de créditos aunque todavía restan resolver los plazos de desembolsos. Saiz confía en disponer del primer desembolso en setiembre.

El déficit de Río Negro este año superará los 400 millones, unos 300 millones por encima de la estimación inicial. La reforma presupuestaria de junio había consignado un déficit de unos 103 millones.

La anual asistencia de Nación para afrontar la deuda es insuficiente en el 2009 porque los ingresos recaudatorios están muy lejos de las estimaciones. El Programa de Asistencia Financiera (PAF) de este año consignó un aporte nacional de 280 millones para Río Negro, distribuidos en 23 millones por mes. Esta tradicional herramienta está orientada a cubrir la mayor parte de los compromisos por los pasivos provinciales. Ahora, los bajos niveles de ingresos frente al fuerte aumento de los gastos derivó en un desajuste de recursos.

En junio último, Hacienda reformuló el presupuesto aprobado en diciembre y estableció una baja de algo más de 180 millones de las previsiones anteriores. Era la primera respuesta a la diferencia que se advertía.

Las erogaciones se mantuvieron en iguales niveles, con lo cual se mantuvo el déficit mensual y por eso los meses próximos requerirán de aportes extraordinarios, como serán estos aportes crediticios.

A fines de julio, la presidenta -acompañada por el Jefe de Gabinete, Anibal Fernández y el ministro Florencia Randazo- recibió al gobernador, quien se concentró en las necesidades financieras de Río Negro. El Jefe de Gabinete ventiló esa noche a la prensa que la mandataria lo había ordenado a él y a Randazzo atender las autorizaciones que requiera Saiz para acceder a créditos. Días después, en Viedma, el mandatario reconoció esa petición porque "es muy probable que Río Negro necesite de un crédito bancario, que requiere de la autorización a Economía y del Banco Central".

Comentá la nota