Río Negro: Para Machado es difícil que el gobierno nacional pierda la iniciativa incluso después del 10 de diciembre, previendo que impulse una sustancial reforma electoral con escenario en el 2010

El exdiputado nacional y convencional nacional de la UCR, Oscar Machado, señaló que si desde su sector, que responde a Bautista Mendioroz, se propone que "el Comité Provincia no más allá del primer cuatrimestre o el primer semestre del 2010 fije el cronograma de elecciones de candidaturas", es porque a nivel nacional se prevé "un esquema de un año electoral no ya 2011 sino 2010".
Fundamentó que el gobierno nacional impulsaría "una sustancial reforma electoral para poner el año 2010 como escenario para realizar este tipo de reorganización", subrayando que ante esto el radicalismo queda en la encrucijada que "es muy difícil oponerse, porque evidentemente se parte de una base que creo está en la ciudadanía, habría consenso de la ciudadanía para esto". Mencionó que "el gobierno posiciona a la fuerza oficial, al peronismo, en el camino de viejos reclamos quizás de la oposición y entonces descoloca a la oposición que no tiene frente a su diversidad y fragmentación una composición de intereses, como pasó con la ley de medios o con la AFJP". Opinó además en diálogo con la agencia APP que esto probablemente continúe después del 10 de diciembre, más allá que cambie la composición del Congreso, por la capacidad del gobierno de encontrar aliados.

Señaló Machado que el hecho que el gobierno nacional mantenga la iniciativa a pesar de la derrota del 28 de junio "vuelve a demostrar que en política la capacidad de iniciativa y de organización muchas veces pesa más y determina más que el mero número cuantitativo".

Afirmó que "la estrategia es contundente pero simple", reconociendo que "el gobierno posiciona a la fuerza oficial, al peronismo, en el camino de viejos reclamos quizás de la oposición y entonces descoloca a la oposición que no tiene frente a su diversidad y fragmentación una composición de intereses, como pasó con la ley de medios o con la AFJP".

Consideró en este marco a la agencia APP que la UCR "debe profundizar su propia reorganización, su propia reestructuración y adquirir mayor autonomía, por lo menos en el proceso de construcción política".

Dijo que "aún cuando cambien los números" en el Congreso el 10 de diciembre no se prevé que se vaya a resolver esta capacidad del oficialismo de imponer sus iniciativas.

Fundamentó que "si se conserva esta categoría de que es el gobierno el que propone más coherentemente las iniciativas, a veces largamente reclamadas, el gobierno encuentra aliados: Pino Solanas, Raimondi del SI y los propios socialistas". "Esto preanuncia un desafío para el próximo año o quizás para lo que quede de este semestre", consignó a la agencia APP.

Explicó en este marco que "representantes del gobierno han enunciado, por ahora en un marco teórico, la necesidad de reorganizar los procesos electorales nacionales, superar la fragmentación de partidos, terminar con algunas cuestiones que yo veo que han propiciado, como este tema de los neolemas, de los cuales en muchos casos terminaron presos de sus propias maniobras, como un peronismo disidente que termina ganándole en Buenos Aires con De Narváez en alianza con el PRO. Y para esto se menciona cada vez más claramente que van a impulsar una sustancial reforma electoral para poner el año 2010 como escenario para realizar este tipo de reorganización".

Dijo que ante esto el radicalismo queda en la encrucijada que "es muy difícil oponerse, porque evidentemente se parte de una base que creo está en la ciudadanía, habría consenso de la ciudadanía para esto. El otro riesgo es que si se repite el esquema que se ha utilizado hasta ahora, con razón en muchos casos, de que el kirchnerismo utiliza las herramientas electorales en forma casi tramposa, como el adelantamiento abrupto de las elecciones del 28 de junio, más allá que no le haya dado resultado, indica que estamos ante una posibilidad concreta que se vuelva a repetir este esquema".

Opinó además en diálogo con la agencia APP que "se habla de que el sistema electoral propuesto sería el de las convenciones nacionales para la elección de la fórmula, idéntico sistema al usado en Estados Unidos, en las elecciones de los dos grandes partidos, los demócratas y los republicanos, donde las elecciones se van haciendo escalonadamente por distrito -por provincias acá, por estados allá- conuna movilización importante. Replicar ese sistema en la Argentina es un esquema que merece análisis por lo menos, no la oposición cerrada. Y en ese esquema generar una fuerza liderada por Kirchner, como ya lo ha dicho, una corriente que se identifica con el progresismo, y, por otro lado, generar dentro de su propio partido a otra corriente que capte los sectores más tradicionales, que imagino encabezada por Reutemann, competir entre ellos, y luego ir hacia las elecciones".

Expresó que en este contexto "la oposición tiene que unificar alguna postura en el orden nacional y aparte del roden nacional es necesario, imprescindible, que quienes tenemos la representación partidaria en los órdenes provinciales tomemos nota de este tema. Nosotros no podemos por una cuestión cuantitativa formar opinión ni participar con peso en la toma de decisiones nacionales, pero sí tomar los datos para fijar nuestro propio esquema".

Afirmó seguidamente que "si preveemos un esquema de un año electoral no ya 2011 sino 2010, en el caso del radicalismo de Río Negro, debería tomar la iniciativa para su propio interior, y que el Comité Provincia no más allá del primer cuatrimestre o el primer semestre del 2010 fije el cronograma de elecciones de candidaturas, por los menos las principales candidaturas, y luego vaya organizando el esquema de alianzas y de internas".

Comentá la nota