En un mes, Río Negro pagó más de cuatro millones a Flavors

Ningún órgano del gobierno frenó esa erogación. Se abonaron entre el 10 de octubre y 20 de noviembre. Está excluida del registro de proveedores.

Río Negro abonó últimamente casi 4,3 millones de pesos a la empresa Flavors, que es investigada por los alimentos preelaborados que entregaba a Río Negro para los comedores escolares y el Plan Comer en Familia.

Estos desembolsos se concretaron entre el 10 de octubre (suspensión de Flavors como proveedora) y el 20 de noviembre. Los mismos fueron depósitos por mandato de Flavors en cuentas de Nación Factoring y Crediserv, pues la proveedora alimentaria ya había recibió esos pagos previamente de parte de esas financieras.

Esta información de las cancelaciones está en poder de la Defensora del Pueblo, Ana Piccinini. Se sabía que Río Negro mantenía deudas con Flavors, que se llegó a estimar entre ocho a diez millones. Lo sorprendente es que ningún organismo de control -como la Fiscalía de Estado- ni las autoridades provinciales paralizarán estas cancelaciones que se transformaron en un marcado beneficio para la firma Flavors cuando todavía se investiga -en lo judicial y administrativo- su responsabilidad en la calidad de los productos entregados.

Un decreto del gobernador Miguel Saiz incorporó razones de esas deficiencias -como el pedido del INAL de retirar la leche- cuando en octubre dispuso suspender la provisión y excluir a Flavors del registro de proveedores del Estado.

Aun así, la Tesorería General dispuso distintos pagos que totalizan 4.278.110 pesos. Mientras tanto, Flavors acumula de cuatro a cinco cuotas impagas de dos planes impositivos del 2006, que permitieron una exención total de tributos. Este beneficio originó un fuerte cuestionamiento de la oposición (ver recuadro).

Curiosamente, los recientes desembolsos en favor de Flavors se concretan desde Hacienda cuando este ministerio - a cargo de Pablo Verani- resolvió suspender, en forma "temporaria", todos los beneficios impositivos otorgados a Flavors-Masily SA "hasta tanto concluyan las investigaciones administrativas y judiciales". Esa resolución tiene el N° 1649 y se firmó el 4 de noviembre.

No se planteó la suspensión de los pagos a Flavors y, en cambio, se cumplieron desembolsos en un Estado provincial que evidencia-como siempre en el último cuatrimestre- escasez financiera y acotadas erogaciones a distintos proveedores.

Trece fueron los pagos electrónicos: dos a Crediserv SA por 664.493,41 pesos, y los restantes a Nación Cactoring SA por 3.613.617,03 pesos.

En un reciente informe, "Río Negro" ya había informado que estas dos financieras -juntamente con la Cooperativa Amigal y el Banco Patagonia- habían cobrado casi todos los desembolsos que Río Negro había efectuado en favor de Flavors y Cia. Estas cesiones respondían a que la proveedora ya había cobrado sus certificados en esas cuatro entidades.

Una modalidad que se constató también en el año anterior. (AV)

Comentá la nota