Río Negro: López está de acuerdo con la Ley de Bosques para limitar los desmontes.

Río Negro: López está de acuerdo con la Ley de Bosques para limitar los desmontes.
El legislador Facundo López (Encuentro-Frente Grande) expresó satisfacción por la reglamentación de la Ley Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección de los Bosques Nativos, que se efectivizó mediante el decreto nacional Nº 91/2009 por acuerdos alcanzados en el Consejo Federal de Medio Ambiente y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.
El legislador rionegrino señaló “la necesidad imperiosa de poner límite a los desmontes irracionales de nuestro patrimonio forestal y sobre todo diseñar en conjunto, todas las provincias que integran la Argentina, una política forestal nacional que conduzca a un aprovechamiento sustentable del recurso, con equidad y conservando la biodiversidad de nuestros bosques y selvas”.

López describió que mediante el decreto nacional Nº 91/2009, y a partir de acuerdos alcanzados en el Consejo Federal de Medio Ambiente, la Presidencia de la Nación reglamentó la Ley Nº 26.331.

Esa norma dispone que todo desmonte o manejo sostenible de bosques nativos requiere autorización de la autoridad de aplicación de cada jurisdicción y que deberá someterlo a un procedimiento de evaluación de impacto ambiental que será obligatorio.

Además, determina los datos e información que contendrá como mínimo el estudio del impacto ambiental, sin perjuicio de los requisitos exigidos por cada jurisdicción.

Prevé también que en los proyectos de desmonte se garantizará la aplicación de la Ley 25.675, General de Ambiente, en lo referente a la participación ciudadana y consulta pública.

Estipula que deberá cumplirse con lo establecido respecto a la información ambiental y preservar en forma especial el acceso a la información de comunidades indígenas, pueblos originarios, campesinos sobre las autorizaciones sobre desmonte, en el marco de la Ley 25.831, del Régimen de Libre Acceso a la Información Pública Ambiental.

López consideró que “a partir de su reglamentación, el Estado Nacional está habilitado para el cumplimiento del mandato legal para la preservación del patrimonio forestal nacional y además, mediante su implementación, podrá contribuir a elevar los niveles de vida de las comunidades que viven de los múltiples bienes y servicios aportados por los bosques”.

Comentá la nota