Río Negro: Giacinti dijo que el despido de los trabajadores en Cipolletti es una medida arbitraria, antidemocrática y violenta

Viedma (APP).- Enzo Giacinti, dirigente del ARI e integrante de la Multisectorial por la salud, se refirió en APP a los despidos de siete trabajadores -entre los que se encuentran tres delegados gremiales- del hospital de Cipolletti, dando una visión general de la situación y aclarando que "esta medida viola la Ley de asociaciones sindicales y la Constitución Nacional".
"Lo que ha sucedido es una medida arbitraria tomada por los directivos del hospital. Además hay que recordar que ellos no pueden contratar personal, por lo cual no está dentro de sus funciones la de echarlos, pero en este sentido han decidido que la mejor manera para terminar con las reivindicaciones y con los logros de todos los trabajadores era empezar en Cipolletti echando a tres delegados gremiales", sostuvo el dirigente.

En este marco, señaló que "estos tres delegados fueron parte fundadora de lo que primero fue la Multisectorial por la salud que empezó denunciando este negociado que se quería realizar con hemoterapia; después terminó con la tercerización del servicio de limpieza y también llamó a la Interhospitalaria. Todas estas serie de cosas tuvieron su germen y su gestación en Cipolletti, en parte con estos tres delegados y es acá donde me parece que las autoridades políticas decidieron implementar esta medida violatoria de la Ley de asociaciones sindicales y de la Constitución Nacional".

Además, Giacinti indicó que "nos están llegando comunicados desde otros lugares de la provincia como Choele Choel, de que habrían despidos en iguales condiciones, lo que generó una Interhospitalaria en el Valle Medio".

En este aspecto, el dirigente dio su punto de vista respecto a estas decisiones.

"Creo que es una decisión muy antidemocrática y violenta tomada por la conducción pero se va a resolver positivamente; estoy seguro, porque la Ley protege a los delegados gremiales, porque para ser echados, primero tienen que pedir la exclusión de la tutela sindical, eso lo resuelve un juez; sino, no pueden ser removidos de sus funciones habituales, esto quiere decir que no pueden ser promovidos ni trasladados", explicó Giacinti.

Asimismo, expresó que "hay una sensación muy fuerte de parte del poder político que generó este tipo de respuestas, ya que existe asamblea donde, desde el cirujano hasta el trabajador de limpieza, se organizan y decidan juntos cual es la mejor manera de defender al hospital.".

Por otro lado, el dirigente del ARI dijo que "nosotros vamos a acompañar mañana en Cipolletti las presentaciones ante la Cámara laboral, vamos a pedir, una vez que se resuelva positivamente la incorporación de los trabajadores, que los responsables de la administración del hospital se hagan cargo del abuso de poder porque no pueden echarlos y del incumplimiento de su rol de funcionarios públicos, por no haber pedido la exclusión sindical".

En otro orden de temas, Giacinti habló con la Agencia APP sobre la situación del hospital de Cipolletti.

"Es grave, tiene un desfinanciamiento importante; los últimos datos hablan de un déficit operativo del 30% y después hay problemas de no abastecimiento de recurso humano ni de insumos", explicó.

"Muchas veces esos insumos son productos de malas compras; hace un tiempo atrás habían comprado mil pares de botitas hospitalarias de un solo talle. Esos recursos que están ahí y los que se fueron en esos mil pares de botitas, se podrían haber destinado a otras cosas. O se da el caso de que porque no hay capacidad de pago, en las licitaciones sólo se presentan algunas empresas muy particularmente señaladas, las cuales luego terminan teniendo unos sobreprecios muy grandes", señaló Giacinti.

El dirigente también habló sobre la interhospitalaria realizada hace dos días en la que "se ratificó la postura que inclusive había tenido el propio Gobernador Saiz en persona cuando participó hace casi un mes, que reconocía a la interhospitalaria como el órgano de los trabajadores, que defendía la libertad sindical y que no iba a avalar la persecución gremial".

En este sentido, dijo que "se va a seguir avanzando, está la voluntad de seguir dialogando pero esto significa que las palabras se transformen en hechos concretos en un plazo razonable; que la Legislatura trate y apruebe las iniciativas que desde el conjunto de los trabajadores se eleven, sino después derivan en situaciones como la designación del director del hospital que fue nombrado a dedo y el señor se encontró en la situación de tener que ponerle la firma a una carta documento, si tuviera una carrera de profesional en salud, esto no pasaría. Quizá si hubiera un tribunal de compra o licitación, las compras indiscriminadas o los sobreprecios no existirían".

Finalmente, destacó que "en este marco estamos trabajando y creemos que el Gobierno tendría que poner el mismo énfasis que pone en la reforma Constitucional en brindar una atención pública de salud gratuita y de calidad". (APP)

Comentá la nota