Río Negro adhirió al Sistema Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario

Viedma.- (APP) La Legislatura sancionó esta tarde, de manera unánime, la adhesión de la provincia de Río Negro a la ley nacional que crea el Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencia y Desastre Agropecuario.
Tiene por objeto prevenir y mitigar los daños causados por factores climáticos, meteorológicos, telúricos, biológicos o físicos, que afecten significativamente la producción o la capacidad de producción agropecuaria, poniendo en riesgo de continuidad a las explotaciones familiares o empresariales, afectando directa o indirectamente a las comunidades rurales.

El legislador Rubén Lauriente (ACD) inició el debate tras afirmar que "en nuestra provincia la situación se está tornando cada vez más complicada" ya que "hay productores agropecuarios ganaderos que se han quedado sin animales y sus campos se encuentran devastados por la desertificación".

Trazó seguidamente un panorama desalentador a partir de las perspectivas climáticas que prevén escasez de lluvias en Río Negro durante el presente semestre noviembre-abril lo que "complicaría aún más la situación de la ganadería ovina y bovina" en la provincia.

Luego de un análisis sobre la compleja situación actual, bregó porque la implementación de esta Ley Nacional facilite los recursos para que las ayudas al sector ganadero sean contundentes y señaló con vehemencia que "nuestros productores necesitan la mirada del Gobierno Nacional de una vez por todas".

Estas palabras dieron motivo a un encendido debate que encabezó el legislador justicialista Pedro Pesatti quien defendió las políticas y programas que el Poder Ejecutvo (nacional) "va implementando para atenuar los efectos de un problema que nadie imaginó que pudiera pasar" dijo, en vinculación con la sequía, a la que se le suma el desmonte y la desertificación.

Tras la respuesta de Pesatti, el legislador Lauriente ratificó que las autoridades nacionales "no nos tienen en cuenta para nada, no tienen en cuenta al productor de Río Negro y no se las asesora como corresponde" y reclamó la colaboración de la bancada justicialista para que interceda ante ellas. "No es lógico ­–afirmó– que a la producción de la lana y de la oveja, en zona de desastre, con la mitad de su majada muerta, le cobren retenciones".

Posteriormente la legisladora (PJ) Silvina García Larraburu coincidió con Pesatti que cada vez que Río Negro tiene algún problema carga las tintas sobre el gobierno nacional.

Prosiguió el legislador oficialista Jorge Pascual quien cuestionó "por qué una ley de emergencia nacional, votada por unanimidad –en el Congreso nacional– fue vaciada por el Poder Ejecutivo Nacional" y ratificó todos los conceptos apuntados previamente por Lauriente.

Por su parte, la legisladora Magdalena Odarda describió su reciente recorrida por distintos campos del Valle Medio, "la mayoría abandonados, con tranqueras cerradas" y en "donde no vi ningún oligarca, pero sí productores ganaderos desesperados, ahogados por la DGI, que están vendiendo lo que no tienen para poder dar de comer a los pocos animales que les quedan".

El legislador Ademar Rodríguez (PJ) reflexionó a continuación: "¿Cómo el legislador Lauriente no va a elevar la voz para defender lo que está pasando y para expresarlo con toda la fuerza de su temperamento y su bronca?. Es que estamos pensando y defendiendo a la gente que le va mal", expresó refiriéndose a la gente de la Línea Sur "y de aquellos parajes en los que piensan que aquí en Viedma ni nos acordamos de ellos".

Con similares espíritu y conceptos se refirieron seguidamente los legisladores Luis Bardeggia (Foro Rionegrino) y Mario De Rege (Bloque Radical Edgardo Castello) quien reclamó "políticas de más largo plazo". (PRENSA LEGISLATURA)

Comentá la nota