Río Negro acordó el auxilio de Nación para 2009

Son 280 millones para pagar parte de las deudas del año. El pasivo llegó a los 3.500 millones de pesos.
Río Negro cerró el acuerdo con Nación para el 2009 con una asistencia financiera de 280 millones de pesos. Ese auxilio permitirá cancelar un 65 por ciento de los compromisos por la deuda provincial que este año rondarán los 427 millones de pesos.

El stock de los pasivos alcanza los 3.500 millones de pesos, de los cuales, un 90 por ciento ya se corresponde con deuda de Río Negro con el Estado nacional, a partir de los diferentes pactos de refinanciamiento que se sucedieron en la última década.

Estos convenios -actualmente, denominado Programa de Asistencia Financiera- determinan que la Nación abona parte de la deuda del año, siempre limitada al total de la amortización y excluyendo el pago de los intereses. El monto finalmente se establece en la negociación técnica y política entre la provincia y la Nación.

Durante el 2009, Río Negro afrontará mensualmente obligaciones que totalizarán 427 millones. Este pago en este año representa casi 712 pesos por cada rionegrino. La carga del pasivo provincial llega a los 5.834 pesos por cada habitante.

El convenio con Nación será por 280 millones, con desembolsos de 12 cuotas mensuales, mientras que la provincia se compromete a pagarlo en 8 años, con uno de gracia, a un interés anual del 6 por ciento.

Ayer, el ministro de Hacienda, Pablo Verani, confirmó que "el acuerdo está cerrando en los números" y el monto "será de 280 millones de pesos".

Admitió el funcionario que en la amortización existen diferencias, pues la provincia calcula en unos 303 millones y Economía la estimó en 287 millones, por lo cual, según sus números, la Nación entiende que estaría cubriendo casi toda la amortización del 2009.

Por intereses, el Estado provincial deberá abonar 124 millones.

Ahorro de 130 millones

Verani afirmó que la provincia deberá "ahorrar unos 130 millones" para cumplir con las obligaciones de la deuda.

El funcionario destacó que "el acuerdo está cerrando" y admitió que "sólo quedan aspectos formales", esencialmente protocolares, como si lo firman la presidenta Cristina Fernández y el gobernador Miguel Saiz o si, directamente, se rubrica técnicamente.

Admitió que la firma se prevé para lo que queda de enero y después los desembolsos dependen de "los trámites administrativos. Los instrumentos provinciales están", incluyendo la autorización del Poder Legislativo ya que se incorporó en el texto del proyecto del presupuesto, aprobado el pasado 19 de diciembre. Igual, Verani adelantó que después de la formalización del programa con Nación se comunicará a la Legislatura.

La demora de los desembolsos expone al Estado provincial a fuertes retenciones por pagos de la deuda en la coparticipación federal. Por caso, esos compromisos totales en enero rondarán entre 30 a 35 millones.

Verani desestimó que la Nación hubiese efectuado un adelanto de fondos a cuenta del convenio.

Esa versión circuló frente a la disponibilidad de fondos de Río Negro para la cancelación de haberes de diciembre y del aguinaldo, que representan unos 150 millones de pesos.

El ministro habló que esos recursos se originaron de la planificación provincial, incluyendo el convenio existente con el Banco Patagonia que posibilita al Estado un financiamiento cuando la provincia requiere grandes sumas al principio de mes pero que después compensa con ingresos posteriores.

La incertidumbre sobre la disponibilidad de fondos generó rumores sobre la posibilidad del pago del aguinaldo en cuotas, pero durante esta semana la provincia empezó a cancelar el medio aguinaldo completo.

Comentá la nota