Río Negro achicó su presupuesto en 236 millones

La propuesta planteada incorpora el Fondo Sojero con 190 millones, pero igual disminuyen los recursos en un 6%. Las partidas para obras públicas se reducen en casi un 20%.
El gobernador Miguel Saiz propuso a la Legislatura reducir el presupuesto de Río Negro en unos 236 millones, incluso incorporando los fondos adicionales de las retenciones sojeras. La caída ahora estimada de los recursos y gastos para el 2009 ronda el 6 por ciento.

La disminución presupuestaria afecta distintas partidas provinciales, como las obras públicas. El proyecto asigna 325 millones para "trabajos públicos", advirtiéndose una merma de 79 millones de pesos -un 19,5 por ciento- en relación a los 404 millones de igual rubro del presupuesto aprobado en diciembre.

Las reacciones contrarias no se hicieron esperar. El Superior Tribunal de Justicia -con la presidencia de Luis Lutz- abrió un análisis temeroso de que la modificación afecte a los lineamientos del Poder.

También consideró que la reformulación se debe informar al Poder Judicial "en cuanto pueda o pudiera incidir en el ya menguado presupuesto". (ver recuadro).

La Legislatura tratará el miércoles un proyecto de readecuación presupuestaria, que establece el nuevo presupuesto para Río Negro en 3.767 millones cuando en diciembre se lo aprobó en 4.003 millones. La reducción de los ingresos y, consecuentemente, de las erogaciones alcanzan a los 236 millones, aunque se incorporan 159 millones del fondo por la coparticipación de las retenciones a la soja.

La disminución equivale a casi un 6 por ciento en relación a los 4.003 millones originales.

Un rápido repaso permite detectar que la partida por "trabajos públicos" pasará de 404,6 millones del presupuesto aprobado a los 325,5 millones de la iniciativa presentada por Saiz, es decir, la caída es de algo más de 79 millones y de un 19,5 por ciento.

En sus recientes mensajes, el gobernador insistió que el ajuste no afectaría la obra pública, pero también admitía que se necesitarían nuevas fuentes de financiamiento, incluyendo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Es evidente que esas alternativas todavía no deben estar cerradas porque no fueron incorporadas en el diseño presupuestario.

Además, el pequeño resultado financiero de 7,9 millones se transforma ahora -según la iniciativa elevada- en un déficit de 48,7 millones.

El viernes, se reunió la Comisión de Presupuesto y rápidamente el oficialismo otorgó dictamen favorable a las modi- ficaciones planteadas al presupuesto. Los legisladores fueron informados por el secretario de Hacienda, Ricardo Gutiérrez, la subsecretaria Natalia Crociati y el subsecretario de Hacienda, Eduardo Bacci.

Después, el presidente de la Comisión, el radical Carlos Sánchez manifestó que el bloque oficial apoyó las reformas mientras "el resto de las bancadas lo harán en la sesión, como lo hacen habitualmente cuando no están de acuerdo con el proyecto en tratamiento". Dijo que los funcionarios de Hacienda ofrecieron una "detallada información de la situación provincial, especialmente sobre cómo está impactando la crisis internacional en Río Negro, como también, la necesidad que tiene el Poder Ejecutivo y el estado de ir ajustando el Presupuesto a esta realidad. Así podamos garantizar fundamental- mente el pago de salarios y otros gastos esenciales que debe prever el Estado".

Sánchez no descartó otras modificaciones al presupuesto en el resto del año. "De ser necesario hacer nuevos ajustes, así se harán. Éstas son medidas preventivas que se hacen a tiempo y con responsabilidad, que van garantizando en primer lugar el pago de los salarios de los empleados públicos".

Mientras tanto, el secretario Gutiérrez expresó que "la crisis mundial se está volcando a la economía real. Hay menos ventas, menos producción, y se traducen en menor recaudación de impuestos".

Comentá la nota