Río Negro: Accatino analizó el conflicto con Camaronera Patagónica

Viedma (APP).- El ministro de Producción de Río Negro, Juan Accatino, dialogó con la Agencia APP sobre el conflicto suscitada a fin de año cuando la empresa pesquera Camaronera Patagónica de San Antonio, decidió despedir a todos sus empleados y cerrar definitivamente la empresa. En los últimos días, desde el Gobierno Nacional se decidió otorgar un crédito a la empresa para que no cierre y sobre ello se pronunció el Ministro rionegrino. Además, también habló sobre la problemática de la fruticultura con relación a los famosos contratos.
En primer término, Accatino explicó que "está complicado el negocio de la pesca; es sabido que en el último año han quebrado un número importante de empresas en el país y Río Negro no podía ser la excepción".

En este marco, sintetizó que "a fin de año la merluza cotizaba a 3.200 dólares en Europa y hoy cotiza a 2.000 dólares; los salarios hoy han aumentado un 40% y al mismo tiempo que la merluza cayó un 35% su cotización internacional, lo que hace que el complejo pesquero cruja por los cuatro costados; por ejemplo, en 2009 cayeron cinco empresas en Chubut; a nosotros nos tocó ahora con Camaronera y antes tuvimos problemas con la empresa marítima San José".

"Esto se ha ido complicando aceleradamente y sobre todo porque en el mercado interno no podemos competir con Mar del Plata porque allí todo es color negro; se compra la merluza en negro, se pagan los salarios en negro; cuestión que ha sido denunciada por el Gobierno de la provincia la Ministerio de Trabajo de la Nación por la sencilla razón de que ya no podemos competir más", agregó Accatino.

Asimismo, resumió la historia de Camaronera Patagónica y cómo se generó el conflicto que mantiene en vilo a los trabajadores sanantonienses.

"Es una empresa chica que además tiene una historia complicada en San Antonio Oeste que volvió porque era la dueña de la planta y porque quiebra Alpesca que estaba operando en la planta de Camaronera Patagónica y cuando se va Alpesca, fue requerido masivamente a la provincia la vuelta de Camaronera. Aclaro esto porque la provincia fue la que más reparo puso en el retorno de esta empresa por los antecedentes que tenían. En su momento entraron en convocatoria de acreedores, obviamente cuando se arregla todo el mundo cobró mucho menos dinero del que pretendía; algunos no llegaron a tiempo a presentar sus reclamos a la justicia; en fin, hubo muchos problemas pero ante el requerimiento del gremio y del municipio, y porque no existía otra alternativa porque la planta era de Camaronera, todo lo que hicimos fue asignarle un cupo y comenzó a trabajar.

Pero hay que decir las cosas como son; a partir de allí, Camaronera honró hasta el último de los pesos con proveedores y trabajadores, tal es así que la medida de fuerza se toma con los salarios totalmente al día, hoy la empresa no le debe un centavo a nadie", explicó Accatino.

"El lío se arma porque Camaronera el 28 de diciembre decide cerrar su empresa en San Antonio y enviaron todos los telegramas, por lo que comenzamos a programar cómo se iba a indemnizar a la gente. Estábamos en eso cuando el 19 de enero nos llama la vice ministra de Trabajo de la Nación Noemí Rial, diciendo que recibió un llamado del Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que transmitió la decisión de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, de que no se cierre ninguna empresa pesquera más en el país, ofreciendo un crédito para poder continuar", puntualizó el Ministro.

Por otro lado, aclaró que "ahora entramos con el pase de la pelota a nivel nacional. Ayer estuvimos reunidos con la Ministra de Industria y Turismo de la Nación, Débora Georgi, que planteó que el proyecto era bueno; que a pesar de que pedían 20 millones de pesos, consideraba que era lo que había que hacer, pero esto se definirá el martes con la participación del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno y del ministro de Trabajo, Carlos Tomada".

Además, resumió que "la verdad es que no se cómo va a terminar esto; ojalá que Camaronera pueda seguir porque su lugar no lo va a ocupar nadie. Como está la pesca hoy no viene otra empresa. Si fuera por la historia de Camaronera, no deberíamos hablar más pero por la actualidad de la empresa, no hay nada que decir. Nosotros aceptamos este compás de espera hasta el martes, tenemos todo armado para bajar los permisos de pesca para quitarle el cupo que es lo que la provincia puede y debe hacer en estos casos, pero si el Gobierno Nacional pide esto, tenemos que acompañar y esperar hasta el martes.

Si esto no va, lo que viene es el cierre; volver a discutir las indemnizaciones y buscar una empresa que en la planta de Camaronera, es decir que tiene que arreglar con esta, pueda seguir trabajando con el cupo que le podamos asignar".

En tanto que el ministro de Producción analizó el otro problema grave en la provincia como es el tema de la fruticultura con el famoso tema de los contratos.

"Es complejo porque es un negocio entre partes donde el Estado puede intervenir con un marco normativo que hemos creado pero que somos todos concientes de que por ley no se puede recuperar la confianza perdida. Se le puede pedir que hagan un contrato, les pedís que pongan un precio base, pero si no van los exportadores el precio que vos ponés es unilateral. Después te dicen que prefieren pagar todos los impuestos porque usted a mí me castiga cobrándome los impuestos", explicó Accatino y se preguntó también ¿cuánto cuesta el ingreso bruto de la fruta si lo tengo que pagar porque no puso el precio en el contrato?".

"Estamos condicionados porque por ley no podemos poner el precio de la fruta sino el precio referencial en el que no participa el sector exportador. También se complica porque siguen con problemas los mercados; nosotros arrancamos una temporada con dificultades en la calidad de la fruta, que viene con una semana o más días de retraso en su madurez, con tamaños que no son los adecuados y para sacar un bin precisás dos trabajadores por días por lo que se hace un costo salarial infernal y como consecuencia no estamos cumpliendo con los compromisos asumidos por los mercados y encima hay un sobre stock en Europa", agregó finalmente Accatino. (APP)

Comentá la nota