Negri llega a Comité Nacional, en última silla

Evitarán elección de setiembre. Inminente anuncio del acuerdo definitivo. Restan sólo detalles.

A la negociación para evitar las elecciones internas en la Unión Cívica Radical le faltan apenas algunos detalles. Los trazos gruesos ya fueron dados por los diplomáticos de las cuatro listas oficializadas, y ahora resta definir las proporciones precisas para cada una en las sillas de secretarios de los comités Provincia y Capital, además de los convencionales nacionales y Congresales capitalinos. Pero, superados los escollos más difíciles, da la sensación que sólo una torpeza mayúscula puede provocar que los afiliados radicales deban votar el domingo 6 de setiembre.

Como había anticipado LA MAÑANA el viernes pasado, el panmestrismo (el trío que protagonizan Ramón Mestre, Oscar Aguad y Miguel Nicolás) aceptó incorporar a Mario Negri como delegado al Comité Nacional. La postura más intransigente contra el actual presidente del Comité Provincia, aquella que sostenían hipermestristas y que se resumía en la frase "para Negri, ni agua" fue vencida por un temperamento conciliador, y más inteligente para advertir que después del éxito del 28 de junio la UCR debe evitar fugas y, si fuera posible, incorporar algunos de los exiliados.

Negri consiguió ser incluido como delegado al Comité Nacional, pero irá en el cuarto lugar, por lo que llegará mellado al local de la calle Alsina, adonde quiere pelear por la presidencia de la UCR. Al entrerriano le cobran, así, haber impulsado el Pacto de Oliva, es decir la alianza electoral con Luis Juez. El panmestrismo se opuso (aunque con muchas dudas de algunos de sus integrantes) y finalmente la UCR tuvo una gran elección, con un triunfo en el segmento de Diputados, lo que derivó en la sed de castigo hacia el mejor amigo de Juez en el radicalismo.

La misma aspiración de presidir el Comité Nacional la tiene Carlos Becerra, quien logró el número 1 de la lista de delegados por la provincia de Córdoba. Sus chances dependen, de todas maneras, de su capacidad para surfear sobre la ola alfonsinista.

Los otros dos integrantes del Comité Nacional por Córdoba serán Oscar Aguad, que pelea al mismo tiempo por conservar la presidencia del bloque de diputados, y una mujer impuesta por el demagógico cupo femenino que será colocada por la Línea Córdoba (sería Noris Tais).

Estos cuatro cargos, los de delegados al Comité Nacional, fueron muy disputados, incluso más que las presidencias a los comités Provincia y Capital.

Hay para todos

El negrismo consiguió también la vicepresidencia 2ª del Comité Provincia, que ocuparía Heriberto Martínez, dos o tres secretarios en ese organismo y otros dos en el Comité Capital, además de un quinteto de congresales por la ciudad de Córdoba y otros tantos convencionales nacionales.

Miguel Nicolás, el jefe de Fuerza Renovadora, pondrá el primer suplente, Hipólito Faustinelli, pero si festeja será porque logró imponer al presidente del Comité Provincia, Anselmo Bruno. El plan original era Carlos Felpeto, quien terminó como primer convencional nacional, pero Aguad vetó que un intendente sea titular de la UCR, por estar expuesto a la presión económica del gobierno provincial. Entonces, Nicolás colocó sobre la mesa a Bruno, ex legislador y ex intendente de Berrotarán y de Corrientes (en la intervención mestrista). También, los "forzudos renovadores" ubicaron el vicepresidente 1° del Comité Capital, Walter Borsotti.

Mestre impuso a Javier Bee Sellares como presidente del Comité Capital, y el vicepresidente 1° del Comité Provincia, que será Luis Brouwer de Koning.

Identidad Radical, el grupo de Becerra, se quedó no sólo con la cabeza de la lista de delegados al Comité Nacional, sino también con la vicepresidencia 2ª del Comité Capital (Sergio Piguillem).

Sobre lo que ayer había versiones no del todo coincidentes es el reparto de las secretarías.

En el Comité Provincia, Confluencia Mestre-Aguad tendría 6 (y cedería una al grupo de los intendentes), Fuerza Renovadora nicolasista 4, Alternativa y Renovación negrista 2 o 3, Identidad Radical becerrista 1 o 2, y la Línea Córdoba angelocista 1.

En el Comité Capital, Confluencia lograría 4, Fuerza Renovadora 4 y Alternativa y Renovación 2.

En la designación de congresales por el departamento Capital (clave, porque representa casi un tercio del total del organismo que resuelve temas clave, como las alianzas electorales, por ejemplo) el panmestrismo obtendría 20 de 30.

Comentá la nota