El negocio que permite salir de Codesa o Veraz, sin pagar

A pesar de la creencia popular, es legal. Los que hacen el trámite aseguran que la gente tiene desconfianza al principio. Pero no todo es tan transparente y hay cosas engañosas.
Aunque parezca extraño y con algún tinte ilegal, salir del registro de deudores de entidades como Veraz o Codesa sin pagar la deuda contraída, no es nada descabellado y a pesar de la creencia popular, es totalmente lícito.

Si bien hay quienes proponen soluciones mágicas y en tan sólo días solucionan el detalle no menor de ser moroso, la forma de salir está contemplada por ley, pero hay ítems que el cliente-deudor debe cumplir.

Muchos sanjuaninos se encuentran con trabas casi insalvables al momento de sacar algún préstamo de dinero o acceder a un crédito bancario. El problema aparece cuando el solicitante está en el registro de deudores en alguna entidad del tipo Veraz o la local Codesa. Ante este panorama existen dos posibilidades: por un lado, que por error su nombre aparezca en la "lista negra" o que, por el contrario, -y como ocurre la mayoría de las veces- sea concretamente un moroso.

En este último caso es inevitable un planteo ¿Un deudor puede salir del registro sin pagar?. La respuesta, es sí. Claro que el trámite a pesar que muchos lo promocionen como accesible y hasta "mágico", no es tan sencillo y tiene un costo elevado.

Si bien es para muchos sospechoso el trámite de desafección del registro de deudores que manejan las entidades que lucran con ello, no deja de ser legal y está contemplado en el artículo 26 de Ley 25.326 de Protección de Datos Personales, promulgada en octubre del año 2000.

En el apartado 4, del artículo 26, la legislación contempla que "sólo se podrán archivar, registrar o ceder los datos personales que sean significativos para evaluar la solvencia económico-financiera de los afectados durante los últimos cinco años. Dicho plazo se reducirá a dos años cuando el deudor cancele o de otro modo extinga la obligación, debiéndose hacer constar dicho hecho".

Los costos para salir de deudor

Dejar de figurar en la "lista negra" de deudores, es un trámite que se puede hacer en la provincia, pero también en otras partes del país y con sólo "cliquear", a través de internet, pero no sale gratis. En una investigación que realizó DIARIO DE CUYO salió a la luz un negocio que deja más que conformes a ambas partes: los que dejan de pertenecer a la lista que les impide acceder a créditos y los que cobran por realizar ese servicio.

En San Juan, existen lugares -uno de ellos en pleno centro- que tienen como caras visibles a abogados y contadores que hacen el trámite necesario para poder salir de los registros de deudores -no sólo del Veraz o la local Codesa-. Si bien como ya se dijo, la actividad está dentro del marco de la ley, el recelo popular hace que en estos sitios se manejen el tema con cautela.

Por lo general, publican grandes avisos donde prometen "salir del Veraz en 10 días". Cuando un cliente se acerca o llama para consultar -no ponen teléfonos fijos-, lo primero que preguntan es "¿cuál es la antigüedad de la deuda?". Si la respuesta es "menos de 5 años", desisten de ayudarlo -la legislación no es para ellos-, pero si aseguran que han pasado más de 5 años, el caso es tomado.

Claro que no es gratis, en la provincia el trámite para dejar de figurar como deudor se cobra unos 600 pesos, que se abonan -aseguran estas personas- una vez que transcurren los 10 días y el cliente verifica que ya no está en Veraz, luego de pedir un comprobante a través de internet.

Sin embargo, DIARIO DE CUYO consultó a un conocido estudio jurídico de Buenos Aires que promociona por internet el servicio, y el panorama resulta diferente.

Por un lado cobran más, y por el otro, no le ponen fecha exacta al tiempo que demandará dejar al cliente fuera del registro de deudores. Pablo Luna, del estudio jurídico contable Soluciones Crediticias de Capital Federal, asegura que "el servicio se cobra entre 800 y 1500 pesos, dependiendo del caso -no dijo qué cuestión puntual hace variar el costo- y no del monto de la deuda". Una parte se paga por adelantado y el resto cuando termina el trámite.

A diferencia de lo que ocurre en San Juan, dicen desde el estudio contable porteño que "no se pueden aseguran tiempos exactos y menos prometer un trámite judicial realizarlo en 10 días, sabiendo lo que es la justicia Argentina". Según ellos "no dura menos de tres meses".

Lo que hacen los abogados o contadores, es intimar a la entidad -Veraz u otra- a que de inmediato, y con el amparo de la Ley 25.326, desafecta del registro de deudores a su cliente, aduciendo que ya pasaron más de 5 años de contraída la deuda. En la práctica, cualquier acción judicial de este tipo, dispone de tiempos necesarios para las notificaciones y por ello es "altamente" posible que el trámite supere holgadamente los 10 días.

Comentá la nota