Un negocio de 330 millones de pesos en 7 meses

De concretarse la puesta en marcha del proyecto de instalación de una planta de metanol, la Provincia obtendría dentro de los próximos 7 meses unos 330 millones de pesos, provenientes de la compra a futuro de mil setecientos millones de metros cúbicos de gas a un 1,80 dólares el millón de BTU.

El Gobierno busca interesar a la empresa China para que radique además una planta de glifosato y otra de urea.

El memorandun de entendimiento firmado entre la provincia y la empresa China Tierra del Fuego Energía y Química, prevé la instalación de una planta de metanol que produciría, en una primera etapa, una 700 mil toneladas al año, y en una segunda unos 2 millones de toneladas, a partir del 1º de marzo de 2010.

Este proyecto inicial podría verse complementado, en caso de prosperar las negociaciones a tal efecto, con la instalación de una planta de elaboración de glifosato y otra de urea.

El gas utilizado como materia prima deberá ser provisto por la provincia, a razón de 1.500.000 metros cúbico por día, para lo cual el Gobierno reclamará a la empresa petroleras que operan en la provincia, que las regalías gasíferas le sean liquidadas en especie.

Actualmente, las regalías gasíferas se liquidan a razón de U$S 1,20 el millón de BTU, cifra que equivale a unos 28 metros cúbico de gas, por que lo que el volumen comprometido le genera hoy a la provincia ingresos del orden de 1,9 millones de dólares al mes.

En la propuesta China se pactó que la empresa pagará a la provincia el millón de BTU a U$S 1,80, por lo que por esos 1,5 millones de metros cúbico de gas por día, las arcas provinciales recibirían unos 2,9 millones de dólares por mes, unos 34,8 millones de dólares al año, lo que representa un incremento de ingresos del orden del 52%.

Además, en función de lo pactado en el acta de cooperación firmada entre las partes en julio de este año en China, la empresa se compromete a realizar "contribuciones a favor de la Provincia, consistentes en un 2,5% sobre el margen comercial neto de la planta de metanol", lo que arrojaría un monto estimado a los 4 millones de dólares al año, tomando en cuenta para ello un valor de 230 dólares la tonelada de metanol.

De ello se desprende que este emprendimiento le reportaría, como mínimo, a la provincia ingresos anuales por cerca de 38,8 millones de dólares, o unos 116,4 millones de pesos calculando una cotización de 3 pesos por dólar.

Estos datos se corresponden a los valores acordados para el millón de BTU entre el 1 de marzo de 2010 y el 30 de abril de 2013, ya que a partir de esa fecha se estipula que comenzarán a realizarse ajustes sobre ese precio base, aplicando una fórmula que contemple el 50% de la variación del precio internacional del metanol y el 50% de la variación del precio internacional del gas natural.

Por lo que dependiendo de estos factores variará el ingreso que perciba la provincia. Otro tanto sucederá de concretarse –tal lo contempla el proyecto- la ampliación a 2 millones de toneladas al año la capacidad de producción de la planta.

Financiamiento rápido

Tendiendo en cuenta las crecientes dificultades económico–financieras que afrontan las cuentas públicas, la Provincia y la empresa Tierra del Fuego Energía y Química, acordaron que esta liquide por adelantado, y aún antes de que empiecen las obras de ingeniera, el monto de la compra del gas necesario para el funcionamiento de la planta entre marzo de 2010 y abril de 2013.

Esta compra a futuro le permitiría a la Provincia obtener entre fines de este año y mayo de 2009 unos 110 millones de dólares. Es decir, cerca de 330 millones de pesos, de los cuales 108,9 millones se harían efectivos a la fecha de la aprobación legislativa del acuerdo, otros 108,9 millones durante el mes de diciembre, y los restantes 112,2 millones en mayo de 2009.

Sin interconectado, pero con glifosato y urea

La propuesta original de esta empresa China contemplaba, además de la planta de metanol, la instalación de una usina de generación eléctrica de 100 megavatios y el tendido del interconectado eléctrico entre Río Grande y Ushuaia.

El proyecto de generación y distribución de energía quedó en el olvido, ya que el Gobierno nacional resolvió que la obra de interconexión quedará a cargo del ministerio de Planificación Federal.

Fuentes del gobierno fueguino señalaron que como contrapartida se busca interesar a la empresa China para que avance en la instalación de una planta de elaboración de glifosato, que es un herbicida no selectivo de amplio espectro utilizado para la siembra directa de soja, y en otra de producción de urea.

La importancia de industrializar el gas

Se estima que en la actualidad Tierra del Fuego produce cerca de 15 millones de metros cúbicos de gas por días (sin contar la producción costa afuera), que se destinan, mayoritariamente, a abastecer el mercado local y el gasoducto general San Martín.

La anunciada licitación y posterior explotación del área CA-12 incrementaría el volumen de producción diaria de gas, pero este excedente no podría ser aprovechado hasta tanto no amplíe la capacidad de transporte del gasoducto fueguino (que une el norte de la provincia con Ushuaia) y el General San Martín que vincula a Tierra del Fuego con el territorio continental.

Por lo tanto, la concreción de esta iniciativa de industrialización permitiría absorber parte de la producción gasífera de CA-12, y agregar valor en la Provincia a ese recurso.

A pesar de ello, el Gobierno todavía deberá explicar cuál fue el mecanismo de negociación que llevó a fijar por 38 meses el valor del millón de BTU en U$S 1,80; cuando la Argentina lo está pagando a Bolivia a razón de U$S 7.

También sería conveniente que se precise qué cantidad de puesto de trabajo generará la planta de metanol una vez en funcionamiento, y que porcentaje será cubierto con mano de obra local.

Para la etapa de construcción y montaje, ya se acordó que la empresa deberá contratar un 30% de trabajadores argentinos.

Comentá la nota