Negocian que sea el Congreso el que fije las retenciones

Lo propondrá el kirchnerismo, pero quiere que primero se ratifiquen las alícuotas vigentes
El Gobierno accedió a limitar su facultad de fijar las retenciones a los productos agropecuarios: en las próximas horas propondrá a la oposición una iniciativa que establece que cualquier suba en los actuales aranceles debe contar con la aprobación previa del Congreso. Eso sí: insistirá en que previamente los legisladores ratifiquen las alícuotas hoy vigentes.

En la actualidad, el Poder Ejecutivo fija los valores de los derechos de exportación sin consentimiento parlamentario, por la delegación que le cedió en su oportunidad el Congreso en el Código Aduanero. Sin embargo, esta atribución está a punto de fenecer: el 24 de agosto vence el plazo de todas las delegaciones legislativas desde 1853 hasta 1994.

La Cámara de Diputados discute por estas horas si es conveniente una nueva prórroga de estas facultades: el oficialismo propone un año de prórroga, pero, presionado por la oposición y el campo, apartará el Código Aduanero y presentará esta oferta de techos arancelarios, que limita la potestad del Gobierno.

"En esta instancia debemos resolver qué poder, si el Congreso o el Ejecutivo, debe fijar los derechos de exportación. De ninguna manera podemos plantear, ahora, modificaciones en las alícuotas; ésa es una discusión para cuando se debata el presupuesto nacional 2010", argumentó a La Nacion un encumbrado diputado oficialista.

Los principales bloques de la oposición anticipan que esta oferta es insuficiente. La postura más dura la exhibe el Acuerdo Cívico y Social: propone que el Congreso recupere las facultades que delegó en el Poder Ejecutivo (no accedería a una prórroga) y, en virtud de ello, insistirá en una rebaja en las retenciones al trigo, al maíz y, también, a la soja.

"No estamos de acuerdo con una nueva prórroga, porque el Congreso debe recuperar las facultades que cedió ?insistió el diputado Oscar Aguad (Córdoba), jefe del bloque radical?. No creemos que se produzca un agujero jurídico si no se aprueba una prórroga de la legislación delegada, como argumenta el oficialismo."

En el mismo sentido se pronunció Patricia Bullrich (Coalición Cívica). "No debe haber prórroga y, además, hay que impulsar ahora mismo una rebaja en los aranceles agropecuarios", enfatizó. Y agregó que una alternativa es insistir sobre la propuesta que había acordado la oposición antes de las elecciones legislativas, que consistía en disminuir del 35 al 25% las retenciones a la soja. Asimismo, propondrían llevar a cero las alícuotas que rigen sobre el trigo y el maíz.

El bloque de Pro, que conduce Federico Pinedo (Capital), tampoco está dispuesto a ceder una nueva prórroga de la legislación delegada al oficialismo. Es más, según anticipó Pinedo a La Nacion, insistirán en derogar algunas medidas que adoptó el Gobierno en virtud de esas delegaciones, como la creación de la Oficina de Control y Comercio Agropecuario (Oncca), hoy cuestionada por la oposición y el campo por las fuertes limitaciones que impone el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Comentá la nota