Las negociaciones secretas para el regreso de Cobos.

El vicepresidente se reunió con el jefe partidario, Gerardo Morales; conversaciones en el Congreso.
El regreso definitivo del vicepresidente Julio Cobos a la UCR se acordó hace 72 horas en las escalinatas del Congreso, durante los funerales del patriarca radical Raúl Alfonsín. Pero el pacto quedó definitivamente sellado en una reunión secreta que al día siguiente mantuvieron Cobos y el presidente del partido, Gerardo Morales, en el Senado.

"Morales hizo un sondeo rápido en las escalinatas del Congreso para ver si invitaba a Cobos a la convención del partido", le contó a LA NACION un alto dirigente radical.

El senador jujeño aprovechó la oportunidad de tener reunidos y al alcance de su mano a los jefes radicales de todo el país y uno por uno los consultó sobre sus planes. Mientras salían de la capilla ardiente en el Senado y esperaban que empezara la misa de cuerpo presente por Alfonsín, les preguntó si debía invitar a Cobos a la convención del partido, que se hará en 10 días. Obtuvo una respuesta unánime: sí.

Estaban Angel Rozas (Chaco), Mario Negri (Córdoba), Ricardo Gil Lavedra y Jesús Rodríguez (Capital), Ernesto Sanz (Mendoza), Luis "Changui" Cáceres (Santa Fe), Leopoldo Moreau y Federico Storani (Buenos Aires) y el siempre presente Enrique Nosiglia, entre muchos otros.

Los radicales desconfían sobre si Cobos tiene reales intenciones de volver a la UCR (no se olvidan de su pasado kirchnerista), pero el gesto del vicepresidente, que desistió de encabezar el cortejo con la familia Alfonsín para colocarse entre la dirigencia radical y caminar con ellos, los tranquilizó.

Para estar seguro, Morales lo visitó a la mañana siguiente en su despacho de la presidencia del Senado. Se reunieron a solas y en total reserva.

Dos fuentes muy cercanas a ellos contaron a LA NACION que coincidieron en su análisis sobre los motivos del enorme reconocimiento social que hoy recoge Alfonsín.

"La gente lo valora porque era la contracara de lo que hace el Gobierno, era la expresión del diálogo y el consenso", reflexionaron.

También ultimaron los detalles de la participación de Cobos en la convención de la UCR. "Lo invité a la convención cuando íbamos en la marcha para el cementerio de la Recoleta", admitió después Morales. Cobos aceptó.

Invitado

Cerca de ambos especificaron que el vicepresidente asistirá en calidad de "invitado". Por su investidura en el gobierno kirchnerista, Cobos no va a hacer efectivo su reingreso al partido por ahora.

En verdad, lo que buscan es exclusivamente el gesto de su presencia en la convención partidaria. Será una señal, hacia adentro y hacia afuera, de que los radicales escucharon el mensaje de unidad que Alfonsín les reclamó hasta su último aliento.

Al final de la reunión, repasaron la situación en los distritos donde trabajan por la unidad.

Preocupado, Morales le pidió a Cobos que intentara destrabar el acuerdo con Luis Juez en Córdoba, que malograron los propios intendentes de la UCR y que los cobistas tampoco apoyaron. Se llevó una tibia promesa del vicepresidente.

También hablaron de Mendoza y de la provincia de Buenos Aires, donde Leopoldo Moreau, Federico Storani y los demás jefes bonaerenses anunciaron que no presentarán candidatos para competir en la interna contra Ricardo Alfonsín, como homenaje a su padre, "una inspiración y motivo de ejemplo", escribieron en un comunicado.

Sin embargo, su renunciamiento público sólo incluye las candidaturas nacionales, y la pelea promete trasladarse a las bancas provinciales.

En la Capital, algunos hombres del vicepresidente querían integrar el frente progresista que arma Aníbal Ibarra y las diferencias con la UCR crecerán si se postula Elisa Carrió, cuyo estilo Cobos no digiere.

Acuerdo por la unidad en Mendoza

* MENDOZA.- El congreso provincial de Confe, partido que fundó el vicepresidente Julio Cobos, aprobó ayer por aclamación la alianza con la UCR en este distrito para las próximas elecciones. El titular de la agrupación, Juan Carlos Jaliff, pidió "agotar todas las instancias para repetir el acuerdo en otras provincias". Serán candidatos a senadores nacionales el actual presidente del bloque radical en la Cámara alta, Ernesto Sanz, y la diputada de Confe Laura Montero. Ricardo Mansur (Confe) encabezará la lista de diputados, con una radical que podría ser Mariana Juri, funcionaria del intendente mendocino Víctor Fayad.

Comentá la nota