Negociaciones por las autoridades legislativas

En la primera semana se diciembre se realizaría la próxima sesión y el bloque oficialista Tucumán Crece tiene que definir los movimientos internos. Varias especulaciones.

La Legislatura tiene por delante dos temas principales antes de fin año, el recambio de autoridades de la Cámara, y eventualmente en el bloque oficialista, y el presupuesto del año próximo.

El primer punto se definirá en el interior de la bancada Tucumán Crece y no es un asunto menor, ya que Sergio Mansilla, actual presidente subrogante, asumirá el 10 de diciembre como senador nacional, con lo cual se trata de designar la segunda autoridad de la provincia luego del gobernador José Alperovich, debido a que el vicegobernador Juan Manzur se encuentra en uso de licencia para desempeñarse como Ministro de Salud Pública de la Nación.

Todo indica que el lugar será ocupado por Regino Amado, actual vicepresidente primero del cuerpo y de buena llegada en la Casa de Gobierno. Inclusive se mostró muy cercano a Alperovich en las últimas recorridas que realizó el titular del Poder Ejecutivo pro diversas obras.

Al quedar vacante la vicepresidencia primera hay varios anotados para ocupar el puesto, y uno de los nombres que suena más fuerte es el del ex concejal Armando Cortalezzi, quien no tendría el visto bueno de todos los parlamentarios oficialistas. La situación es objeto de negociaciones políticas intensas, aunque como es habitual, la última palabra la tendrá Alperovich.

En la vicepresidencia segunda se especula que también habrá cambios. Beatriz Avila también terminaría pagando la interna que se desató en el Concejo Deliberante de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán por las declaraciones de su esposo, el diputado nacional Germán Alfaro. La pelea con el alperovismo le costaría el puesto a Avila y sería reemplazada por Susana Montaldo, una incondicional de Alperovich.

En tanto, la banca que dejará Mansilla será ocupada por Miriam Concha, esposa de Iván Llorens Dip, actual funcionario del Ministerio del Interior de la Provincia.

Pero podría no ser el único cambio, ya que se mantiene la duda respecto de la asunción de Osvaldo Jaldo como diputado nacional. En caso de que el ministro del Interior decida seguir en su puesto, se abrirán las puertas para que Miriam Gallardo desembarque en la Cámara Baja, lo que abriría un nuevo hueco, que sería ocupado por Roque Cativa, ex tesorero de la Legislatura.

En cuanto al presupuesto, que superará los 7.000 millones de pesos, se estima que el Poder Ejecutivo recién lo enviará a la Legislatura en los últimos días de octubre, con lo cual la próxima sesión se realizaría recién en diciembre, luego de que el oficialismo haya decidido, puertas adentro, cómo quedará el reordenamiento de las autoridades parlamentarias.

Comentá la nota