Sin negociación: las partes se "encomiendan" a Villalba

Debido al rechazo de los autoconvocados a la propuesta del gobierno, Monseñor Luis Villaba imploró que ambos sectores cedan en algunas de sus posiciones. El anhelo de la iglesia es lograr un aumento en la base de cálculo que ronde los 50 pesos. Médico y Gobierno estudiarán la propuesta.
A pesar del fracaso en las negociaciones entre el gobierno y los médicos autoconvocados, uno de los últimos intentos, por arribar a líneas de solución, fue propuesto, en la mesa de negociación, por parte de Monseñor Luis Villalba, quien arrimó la idea de que ambas partes resignen algunas instancias en sus pretensiones.

En este sentido, Villalba solicitó a los médicos ceder 50 pesos en sus pedidos (es de $100 para la base de cálculo), mientras que el gobierno adicione 30 pesos en su ofrecimiento (de esta manera la propuesta del Ejecutivo se incrementaría a 50 pesos). Esto significa que el promedio en los valores de negociación abordado por el prelado ronda los 50 pesos para ser sumados a la base de cálculo.

Ante esta iniciativa, los médicos autoconvocados solicitaron que, además, se tengan en cuenta los otros puntos exigidos, entre los cuales se encuentran: la devolución de las deducciones por "falta de prestación", el pase a planta permanente de mas de 5 mil profesionales, como así también el reconocimiento del ítem de responsabilidad médica sin distinción de categoría alguna.

Por parte del gobierno no se emitió respuesta alguna a la solicitud de Villalba, pero se comprometieron a estudiar la propuesta.

Al momento del contacto con la prensa, una vez finalizada la reunión, el ministro Pablo Yeldin manifestó, con gesto adusto, que: "No se aceptó la propuesta nuestra y estamos evaluando la posibilidad de ver que es lo que va a pasar con esta situación. Ellos (los médicos) sostienen únicamente su propuesta inicial". Ante este panorama, en donde continúan las medidas de fuerza, y reconociendo el fracaso de las negociaciones, el titular de la cartera de salud destacó que "no generamos el piso de confianza suficiente para que se vuelva a atender a los pacientes."

Yeldin se mostró molesto por un nuevo estancamiento en la mesa del diálogo y, al mismo tiempo, estampó su pronóstico ante las insistentes consultas periodísticas: "Estoy muy preocupado porque estamos entrando en un callejón sin salida".

Por su parte, en representación de los galenos, la voz cantante la tuvo Adriana Bueno (delegada del Hospital de Concepción) que, a pesar de su expreso rechazo a la propuesta gubernamental, dejó abierta una pequeña posibilidad de encontrar una solución, al estipular que la mediación de Monseñor Villalba va a ser estudiada por las bases.

Además, realizó serias denuncias por hechos de violencia suscitados en algunos nosocomios: "Queremos denunciar los hechos de violencia que se sucedieron el Hospital de Aguilares con amenazas de muertes y lesiones para la integridad física de muchos profesionales".

Con tal manifestación, Bueno dejó en claro que dadas estas circunstancias "la negociación esta bastante estancada", pero resaltó que "por instancias de nuestro mediador (Villalba) vamos a proseguir con la negociación, de otra forma esto se daba por finalizado acá."

Finalmente, las partes acordaron una próxima reunión para el jueves a las 12.00, sin embargo, tal planteo no fue confirmado por el ministro Yeldin, que dijo: "No se fijó fecha para un encuentro".

Comentá la nota