El PE negó vínculos con los Quiroga

"Los hermanos Quiroga no tienen comedores con nosotros", afirmó la ministra de Desarrollo Social provincial, Beatriz Mirkin.
La respuesta fue esbozada en torno a las declaraciones de vecinas de Manuel y Guillermo Quiroga, que se apostaron el sábado en la vereda de la sede del fuero penal de tribunales (avenida Sarmiento al 400) para apoyar a los hermanos. Ellas afirmaron que los detenidos administran 18 comedores que alimentarían a unos 2.700 chicos de Alderetes, Banda de Río Salí y Capital.

"Es más importante que este tema se resuelva a favor de la gente que tres personas que no se sabe ni quiénes son digan que tienen comedores. En el plano alimentario los hermanos Quiroga no tienen asignados comedores", recalcó la funcionaria.

Amelia Herrera y Manuel Quiroga fueron detenidos por la denuncia formulada por Verónica Pedernera, quien los acusó de haberle sustraído la tarjeta de débito del programa "Argentina Trabaja". Tras los allanamientos realizados el viernes en la "Villa Ciudad Perdida", de Banda de Río Salí, también resultó detenido Guillermo Quiroga. La Policía secuestró tickets de extracciones bancarias, dinero en efectivo y armas y municiones de grueso calibre.

A la denuncia de Pedernera, se le sumó la declaración de otra mujer -cuya identidad no se dio a conocer- que habría indicado que vivió una situación similar a la de la primera, salvo que ella no accedió a entregar la tarjeta al puntero. Por este motivo, los investigadores la consideran testigo y no víctima.

Además, una tercera mujer (cuyos datos también se reservan) radicó otra denuncia acusando a los Quiroga de haber querido retenerle su tarjeta de débito.

El sábado los detenidos prestaron nueve horas de declaración indagatoria frente al fiscal de feria Carlos Sale. Herrera, según fuentes judiciales y policiales, habría complicado la situación de los hermanos al describirse como una mera intermediaria entre los Quiroga y Pedernera. Mientras que los dirigentes remarcaron su inocencia, insistiendo en que no extorsionaron a nadie, que no manejan planes de estas características y que las armas incautadas son producto de herencias y regalos.

Formalmente, los Quiroga fueron imputados por los delitos de extorsión y acopio de armas de fuego, en tanto que Herrera fue acusada de extorsión.

Comentá la nota