Negó Kirchner que esté "distanciado" de Scioli

Néstor Kirchner negó ayer, en el acto de La Plata, que impulse la renuncia de Daniel Scioli a la administración bonaerense, como había surgido de versiones periodísticas, enfatizó que el gobernador "debe llevar adelante" su gestión y aseguró que "no es momento" de hablar de candidaturas para 2011.
Kirchner rechazó la instalación de candidaturas porque a su entender "no es momento de hablar" de postulaciones presidenciales, en un acto realizado en La Plata donde lanzó el espacio Corriente Platense para la Victoria, que buscará nuclear al kirchnerismo local.

"Yo le pedí expresamente, al otro día de las elecciones, que considerábamos que él debía -y lo va a hacer- llevar la gobernación adelante, que es la tarea fundamental en esta etapa", respondió Kirchner para desmentir los rumores sobre un distanciamiento entre ambos.

Consultado sobre si habría influido en la renuncia del ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó. "No conozco al ministro, me sorprendieron" sus declaraciones, señaló Kirchner, que agregó: "Con todo respeto, al ministro saliente, no lo conozco".

Sobre ese mismo tema, argumentó: "Yo no me animaría bajo ningún aspecto (pedirle a Scioli para que reemplace un funcionario) porque tampoco me hubiera gustado a mí cuando era intendente o gobernador".

"No me animo a Cristina, menos lo haría con Daniel. Cada vez que me junto con el señor gobernador es para conversar y a hablar de política", señaló. Insistió en negar un distanciamiento con Scioli al afirmar que "considerábamos que él debe llevar adelante la gobernación de la provincia de Buenos Aires, todos lo demás son rumores".

Respecto de una posible reelección de Scioli u otra candidatura para 2011, Kirchner enfatizó que "el escenario que hoy los argentinos tienen que tener es que todo nuestro esfuerzo tiene que estar en apoyar a quienes gobiernan hasta que cuando llegue el proceso electoral".

"No es momento de hablar de candidaturas", subrayó. Kirchner, en otro orden, recordó que el distrito bonaerense "hace muchísimos años que tiene problemas; los tuvo en la gobernación anterior y desde (Carlos) Ruckauf que viene con problemas económicos serios, muy importantes", afirmó.

Agregó: "Desde 1987, 1988, durante la gobernación del doctor (Alejandro) Armendáriz (del radicalismo) hizo un acuerdo con otras provincias donde perdió puntos de la coparticipación federal" de impuestos. Sobre la relación con Scioli, un portavoz del oficialismo aclaró a DyN que la idea del gobierno nacional "es ayudarlo y que pueda repetir (su mandato en 2011), él (por el gobernador) sigue alineado al proyecto K".

Aunque desde el sciolismo expresaron dudas del mandatario de seguir con su alineamiento incondicional al kirchnerismo tras los diversos desplantes que sufrió desde que acompañó a Kirchner en la fórmula presidencial en 2003, el apoyo de todo el arco kirchnerista, que incluyó al líder de la CGT, Hugo Moyano y al vicegobernador, Alberto Balestrini, dejó en claro al menos un pacto de no agresión.

Ayer, Moyano y Balestrini salieron a aclarar a través de los medios, que no se imaginan a Scioli renunciando a su cargo de gobernador para asumir como diputado, y avanzaron directamente en apoyar su proyecto de "reelección" para un segundo mandato en 2011.

Dirigentes cercanos a Scioli admitieron a DyN que ese es el proyecto del gobernador, pero a su vez, defendieron su "independencia" y reconocieron que su convocatoria a dialogar a peronistas anti-k como Felipe Solá, José Manuel De la Sota y el propio Eduardo Duhalde, le valieron "miradas de desconfianza" de Kirchner, con las mencionadas consecuencias para su gestión. Tras el acuerdo que derivó en la transferencia de recursos nacionales a la provincia, hoy también salió a respaldar a Scioli el PJ bonaerense que conduce Balestrini.

Sin embargo, admiten en la esfera bonaerense que todo está atado a los reacomodamientos políticos que se produzcan en diciembre próximo, cuando cambie la conformación parlamentaria a nivel nacional y provincial.

Comentá la nota