Negativo pronóstico del BM para Brasil

El Banco Mundial prevé una fuerte contracción de la economía brasileña en 2009. Dice que será 1,1% negativa. Esto contrasta con las previsiones del ministro Guido Mantega quien, hace menos de una semana, evaluó que Brasil crecerá como mínimo 1%. Tampoco fueron buenas las estimaciones de los economistas y entidades financieras locales consultadas por el Banco Central brasileño, en forma semanal. Estas calculan también un achicamiento de la economía en 2009, en relación a 2008. Pero creen que el retroceso será de -0,57%.
Pese a los malos augurios, hay quienes sostienen que 2010 será mejor que 2009 y que debe aguardarse para dentro de un año y medio una evolución de 3,5%. Lo que queda claro del análisis del período enero-mayo en la economía brasileña es que los vientos de recuperación se fundaron en factores que se pueden agotar antes de lo pensado. El presidente Lula da Silva estableció una serie de programas de reactivación económica basados básicamente en el consumo de los individuos y del propio gobierno. Así, parte de la mayor confortabilidad que se vivió en el segundo trimestre de este año (abril-junio) tuvo que ver con las obras de infraestructura y el aliento a la financiación de la demanda de los hogares. Pero el gobierno, según apuntan los especialistas, ya experimenta una caída de la recaudación y eso influye en la menor capacidad para inyectar liquidez en la economía vía emprendimientos gubernamentales.

Comentá la nota