Negaron la presencia de líquidos cloacales en la red de agua potable

Vecinos de la capital provincial se quejaron por malos olores que afectaron a un amplio sector de la ciudad. El problema se originó en una bomba impulsora.
En las primeras horas de este martes una serie de reclamos alertaron a las autoridades de Obras Sanitarias de Paraná. Los vecinos detectaron olores nauseabundos en varios sectores de la capital provincial.

Al parecer, una falla en una de las bombas impulsoras provocó el inconveniente. Desde Obras Sanitarias se informó que la anomalía nació en la planta potabilizadora de Avenida Ramírez.

"Se está realizando el purgamiento de la cañería para solucionar rápidamente el problema", detalló el ingeniero Carlos Morandín, director de Operaciones Técnicas.

A raíz de esta situación se decidió realizar análisis del agua en diferentes puntos de la ciudad, incluso en la toma del río para ir descartando posibilidades.

"En ese sentido llevamos tranquilidad. Se están realizando estudios en cada lugar donde aparecen olores, purgando las cañerías para que baje el nivel de olor, que está desapareciendo rápidamente, por lo que recomendamos la apertura de las canillas, dejar correr el agua y no consumirla por el momento", detalló el funcionario.

Aquellas personas que constaten problemas en el suministro del vital elemento deberán comunicarse al teléfono de la Dirección: (0343) 4247813.

Comentá la nota