"Necesitamos gente que no se arrodille ante el poder"

Así lo consideró la candidata a diputada nacional por la Unión Pro-Federal Delia Pinchetti de Sierra Morales. Asegura que la coalición que integra será la segunda fuerza.
La senadora nacional Delia Pinchetti de Sierra Morales fue contundente a la hora de señalar la clase de diputados y senadores que la sociedad necesita en el Congreso de la Nación, lanzando un pesado dardo hacia el oficialismo.

"El país necesita representantes comprometidos con las necesidades del pueblo, necesitamos gente que no se arrodille ni se asuste ante el poder de turno nacional y provincial, que no sean sólo levantamanos traicionando las necesidades de sus comprovinciales, no podemos tolerar que levanten sus manos a cambio de privilegios oscuros, que no puedan comprar con viajes, regalitos o cargos más sustanciosos".

Así de contundente fue la candidata a diputada nacional por la Unión Pro-Federal, fuerza que lleva a Fernando Juri como candidato a senador.

Pinhcetti de Sierra Morales Indicó que quedó claro el comportamiento que tuvieron algunos parlamentarios nacionales durante la votación de la resolución 125, cuando respaldaron al oficialismo a cambio de cargos de gran jerarquía. "Hay gente que recibió el ofrecimiento de embajadas o consulados para cuando termine su gestión y eso no se puede seguir tolerando. Necesitamos gente con coraje", añadió.

La candidata se mostró convencida de que Unión Pro-Federal se constituirá en la segunda fuerza política de la provincia.

Dijo que basa su optimismo no sólo en las encuestas que la ubican en un lugar preferencial en el electorado junto a Juri, sino también por la percepción que tiene producto de las recorridas que realiza la fórmula.

"La gente nos dice que somos la opción mejor constituida en Tucumán, donde abarcamos sectores impensados y 18 fuerzas políticas, gremiales representantes del campo y los padres de Tucumán", dijo.

Pinchetti de Sierra Morales consideró que la sociedad aprendió a quejarse y reclamarle a los políticos.

"Observamos muy frecuentemente en la calle que la gente no soporta ver a los funcionarios de turno con tantas necesidades que hay en Tucumán y el país. La gente pierde el empleo, observa cómo los comercios siguen cerrando, hay productores que no pueden levantar sus cosechas y están en riesgo de perder su pedazo de tierra; hay mucho miedo por lo que va a suceder el día después de las elecciones. La gente huele que el 29 de junio comenzarán los tarifazos, despidos y una fuerte devaluación", consideró la actual senadora nacional.

Respecto de la situación internacional del país, reseñó que "cada uno de nosotros debemos repudiar esa onda estatizadora de empresas argentinas que lleva adelante el presidente Hugo Chávez".

Según su óptica, esta política se lleva adelante "con la silenciosa complicidad del matrimonio Kirchner, quienes ven en el venezolano un líder a imitar en el perverso ejercicio del poder, porque no solo acalla las voces opositoras, sino que tiene a la iniciativa e inversión privada como un enemigo a vencer, reivindicando un proyecto de carácter socialista".

Comentá la nota