"Necesitamos Estados con fuerza para imponer políticas"

Jesús Caldera, ex ministro de Trabajo de España, presentó ayer en Buenos Aires la Fundación Ideas, ligada a su Partido Socialista (PSOE). Habló con Clarín de la crisis global, sus raíces y las propuestas para superarla.

¿Qué es la Fundación?

Dice mucho su nombre, que no es sólo Ideas sino un acrónimo: Igualdad, Derechos, Ecología, Acción y Solidaridad. Es un think tank progresista impulsado por el PSOE (la preside nuestro jefe de gobierno, Rodríguez Zapatero, yo soy vice ejecutivo), con perspectiva de medio plazo y estratégica: impulsar un laboratorio de ideas que renueve continuamente nuestro ámbito programático.

¿Con autocrítica?

Al neoliberalismo, lo que entró en crisis, si bien lo asumieron más grupos conservadores, penetró corrientes como la socialdemocracia...Nosotros no asumimos ni una idea neoconservadora, por eso logramos un sistema financiero fuerte, supervisado por el poder público, que resistió el embate de la crisis; ni caímos en la tentación de acercar nuestra agenda a la conservadora. Al contrario, el éxito de la socialdemocracia en España fue estar cerca del ciudadano y aumentar su protección. Por eso se mira mucho al modelo español, como también al Brasil de Lula o al Chile de Bachelet, a los países nórdicos de Europa; son los referentes de ese sector ideológico. En España el poder de los bancos es enorme y hay un corralito para un fondo de inversión del Santander.No hablo de otros países pero en el caso del sistema español, la diferencia es que se devolverá hasta el último centavo del fondo. Hay diferencias claras con el neoliberalismo, que de ser sólo una opción ideológica quiso imponerse como regla universal. Y en parte lo logró porque hubo errores y muchos asumieron aspectos de ese esquema de valores y hoy vemos los resultados.

¿Cómo se sale de la crisis, que pegó tanto en España?

Nos pegó más en desempleo (más que el resto de Europa), pero menos en caída del PBI, pues afectó básicamente a la construcción. Sobre la crisis: 30% de la riqueza mundial está en paraísos fiscales, capitales que al no ser controlados van de uno a otro evadiendo. Debe prohibirse. Debe haber una supervisión y regulación mundiales contra la especulación, con límites claros; debe haber un nuevo rol en la ONU y los organismos multilaterales. IDEAS propone unir al FMI y al Banco de Basilea (fija normas a bancos centrales) en un nuevo Fondo Monetario Global, con más poder, más fondos y más democrático.

¿Qué nueva utopía imagina la Fundación?

La tenemos, pero debe ser más bien una realidad: un nuevo modo de producción basado en industrias que no produzcan gases de efecto invernadero. Y es posible, los científicos dicen que estamos a tiempo. Pero en un límite. Si la temperatura media del globo sube 2° de aquí a 2050, no hay futuro. Esta es una economía de guerra contra el cambio climático. Es un problema más grave que el del terrorismo o el de una guerra.

¿Cómo disciplinar al gran capital financiero y a las multinacionales para ese cambio?

El gran paradigma hoy es el nuevo modelo de producción. Y esta crisis global es el momento. Al sector privado lo debemos disciplinar con políticas públicas. Cuando empezó todo esto, Ronald Reagan dijo que el gobierno era un problema. Al revés, necesitamos Estado y gobiernos con fuerza para imponer políticas públicas, está muy claro con esta crisis. Y si hay coordinación internacional, mucho mejor.

¿Qué expectativas tienen con el nuevo gobierno de EE.UU.?

Muchas, el programa de Obama habla de las mismas cosas que nosotros, esperamos que tienda la mano a Europa y a Latinoamérica en esa dirección.

Comentá la nota